miércoles, 9 de marzo de 2011

Historias de transportes escolares en San Antonio


Llevar a los niños al colegio es un tema de suma responsabilidad para los conductores de los furgones, por eso enfatizan que hay aspectos que se deben resguardar

 
Comenzó el año escolar y en las calles de San Antonio se volvieron a ver a los niños y jóvenes luciendo sus uniformes escolares.
Junto con todo el vendaval de obligaciones que marzo representa, los apoderados deben enfrentar una decisión no menor: elegir el transporte para sus niños.
Muchos apoderados sanantoninos no cuentan con movilización propia o no tienen el tiempo para llevar a sus hijos a los establecimientos educacionales en la locomoción colectiva. Sea el motivo cual sea, el servicio de los furgones amarillos se hace necesario para muchas familias.
Por lo tanto, determinar quién conducirá a sus hijos a los colegios, pasa a ser un tema trascendente, por un aspecto de seguridad y responsabilidad.
En nuestra ciudad se estima en 60 los móviles que tienen autorización del Ministerio del ramo para  realizar esta labor; y según informaciones de la Asociación Gremial de Transportes Escolares circulan cuatro informales por cada uno de los legalmente establecidos.
Pero quienes conocen esta pega mejor que nadie, son los propios conductores; ellos tienen la paciencia y la experiencia para hablar de esta labor que es fundamental para el normal acceso a la educación.
Javier Rocuant es presidente de la Asociación Gremial de Transportes Escolares de San Antonio (Agtesan) y conoce al dedillo los avatares de este oficio.
Respecto de lo principal que deben considerar los padres al contratar este servicio, indicó que “hay que tener especial atención en que tanto el vehículo como el conductor cuenten con toda la documentación que nos exige la ley, y que éstos estén al día. Para hacer el servicio de transporte escolar se requiere de licencia clase A, revisión técnica (son 2  al año) y estar inscrito en el Registro Nacional de Transporte Escolar. Junto con lo anterior, los apoderados deben conversar con el tío, conocerlo y ver el estado del furgón. Hay que recordarle a los padres que ellos son los principales fiscalizadores de nuestro trabajo”.
Imagínese llevar a sus casas a 15 niños que salen de las salas de clases con toda la energía después de estar en el colegio por 7 horas. ¿Inquietos? Eso es lo menos.
¿Qué hay que hacer para manejar al grupo de niños en esas condiciones?
Para controlar a los niños hay que tener mucha  sabiduría, tenerlos como amigos, pero no darles demasiada confianza. Hay que marcar una diferencia para que ellos respeten y tener mucha, mucha paciencia.
¿Qué requisitos debe tener una persona para cumplir con esta labor?
Los requisitos son  contar con licencia clase A 3  o, clase A anterior al año 1997, certificado de antecedentes intachable y como te dije, paciencia.
¿Cómo ha sido su experiencia en esta labor?
Creo que ha sido buena, un poco estresante quizás, pero se me  pasa jugando babyfútbol todos los viernes con mis colegas. En general, al hacer el balance creo que es una experiencia positiva. Lo más gratificante para mí es cuando a fin de año los niños te hacen un regalito y te dan las gracias por la paciencia que he tenido con ellos. Lo más difícil es cuando te quedas en pana y sabes que no puedes fallarle a los estudiantes, pues ellos tienen que llegar a clases.
¿Cómo es la organización de la Agtesan?
 En estos momentos somos 45 socios y estamos a punto de tener nuestra sede social, sueño que teníamos hace 21 años. Gracias a la Municipalidad de San Antonio que nos dio un sitio en comodato en las Colinas del Mar ya que nos ganamos un proyecto del Ministerio del Interior vamos a cumplir nuestro sueño, pues falta poco para terminar la construcción.
¿Qué tal ha sido la comunicación con Carabineros?
Tenemos una comunicación buena. Esta semana tuve una reunión con ellos para fijar algunos temas y ha sido positivo.
Como dirigente del sector, el tema de los transportes informales siempre ha estado en la agenda.
El asunto de los piratas es algo que a nosotros nos importa mucho. En el encuentro con el capitán Carlos Aguila, nos dijo que este año aparte de infraccionar a los informales, van a trabajar con los padres de los niños que se trasladan en esos vehículos, para que ellos vean el riesgo de enviar a sus hijos en móviles que no están habilitados para  ese efecto. A veces  los apoderados por ahorrar mil pesos  los mandan en cualquier auto, sin importarles la seguridad de sus hijos. Según el capitán, este año contaremos con el apoyo del seremi de Transporte para fomentar la fiscalización, tema que nosotros no dejaremos de lado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Se ha producido un error en este gadget.

Buscar este blog