lunes, 29 de diciembre de 2008

Año nuevo en el trabajo


La noche de Año Nuevo es un momento especial que cualquiera desea pasarla en familia, junto a una buena cena y recordando todas las anécdotas que sin duda han dejado huella a lo largo de los años.
El asunto es que mientras las familias se aprestan a disfrutar del show de fuegos artificiales que serán lanzados desde el puerto, hay otros sanantoninos que esa noche estarán poniéndole el hombro en el trabajo.
Sí, así es, deberán trabajar al igual que muchas personas que tienen el sistema de turnos y que por esas cosas del destino justo les toca estar en la oficina o en el negocio el día 31 de diciembre en la noche.
Para muchos sería molesto, pero para otros es cosa del sistema de trabajo nomás, sin mayor dramatismo.
Pues bien, este es el caso de algunos sanantoninos que estarán en el trabajo mientras Ud. mira el show pirotécnico.
En el edificio
Para Víctor Valladares este será el segundo año consecutivo que le toque estar en su trabajo de conserje para la noche de Año Nuevo.
"En realidad uno se acostumbra a esto, hay que hacerlo nomás. La suerte que tengo es que esa noche viene mucha gente al edificio donde trabajo, así es que las horas pasan volando", señala.
Cuenta también que "mi familia viene un rato a verme al trabajo, además aprovechan de ver los fuegos artificiales conmigo y después regresan a la casa. Al otro día haremos algo especial todos".
De esta forma este conserje vive un Año Nuevo diferente. "Hay que estar atentos, porque al sector donde trabajo llega bastante gente por la vista del show de luces de la noche del 31. El asunto es que después dejan la calle llena de botellas, papeles y desperdicios en general. Así es que cuando todos se han ido y siguen la fiesta es su casa, yo me dedico a barrer la calle para que todo se vea lo más ordenado posible".
Atento a los clientes
Para Francisco Medina la situación es algo similar. El atiende una botillería.
¿Puede haber un negocio más solicitado que una botillería en Año Nuevo?
Y vaya que sí lo sabe don Francisco.
"Este trabajo es estresante en la noche de Año Nuevo, pero qué se le va a hacer, hay que aprovechar que las ventas están buenas, pero da una sana envidia ver que muchas personas disfrutan de esta fecha en compañía de sus familias".
Por supuesto que con más de 20 años en este trabajo, Medina sabe "como es la cosa" y no se complica. Ese día de fin de año, faltando pocos minutos para las doce, baja las cortinas del negocio y se va a su casa, cena con la familia, se da el abrazo y rapidito de vuelta al trabajo.
"A esa hora ya hay gente esperando y de ahí estamos trabajando hasta como las 4 de la mañana. Esto se parece al Circo Chamorrro, hay que hacer de todo y claro que tiene su costo, la gente cree que uno es un robot y que no tiene derecho a estar en su casa, pero no todo puede ser perfecto y luego de esta fecha tan importante, se hace algo más chico con la familia".
seguridad ante todo
Bomberos es una de las instituciones de servicio a la comunidad que no tendrá descanso la noche de Año Nuevo. Quién sabe qué tipo de emergencias se puedan suscitar en esta ocasión y para ello, los voluntarios bomberiles deben estar presentes.
Ya se sabe la alta incidencia del alcohol y el exceso de velocidad de muchos conductores, lo que puede provocar más de una emergencia.
Enrique Berríos, secretario general del Cuerpo de Bomberos de San Antonio indica que "en cada cuartel hay cuatro voluntarios que se quedan de guardia. Y justo a las doce, la central de alarmas da el anuncio de hacer sonar las sirenas y se hace un tradicional saludo a la comunidad. Así es que en cada una de las 4 unidades de San Antonio habrá 4 voluntarios de guardia; a ellos se debe sumar un equipo de 8 personas que estará especialmente destacado en el puerto donde se lanzarán los fuegos de artificio".
Pero más allá de dramatizar la situación, los bomberos lo asumen como algo propio de su actividad. "Al interior de cada compañía puede que se haga algo pequeño, pero ojo, ninguno de los voluntarios de guardia puede consumir alcohol. Sabe, lejos de hacer un drama de esto, lo tomamos con naturalidad, muchos de los voluntarios llevamos tanto tiempo en esto (hacer guardia, pernoctar en los cuarteles) que no nos hacemos problemas, porque es lo que nos gusta", señala.
"Esta es una institución muy disciplinada y exige un alto compromiso de parte de sus integrantes ; lo mismo que de sus familias, porque estamos 100% al servicio de la gente y es nuestro estilo de vida".
Así es que mientras Ud, esté brindando con una champaña bien fría y pensando que los fuegos artificiales son más lindos que el año pasado... recuerde que habrá otros sanantoninos en sus puestos de trabajo.
¡Feliz Año Nuevo!

viernes, 26 de diciembre de 2008

Listos para el viaje


Imagínese el siguiente panorama: sale a las tan ansiadas vacaciones con el auto cargado, la familia lo acompaña y va viento en popa rumbo al Norte.
De pronto un pinchazo.
¿Solución?
Simple: la rueda de repuesto.
Saca el implemento y ¡sorpresa! Está desinflada.
Aunque no lo crea esta situación es bastante común porque los conductores olvidan adoptar todas las medidas de seguridad previo al viaje.
Este hecho no es desconocido para Pedro Abarca, jefe de patio de distribuidora Barrera Goodyear, quien indicó que el cuidado de los neumáticos es primordial para no tener problemas en el viaje.
“Hay que hacer una revisión completa con tiempo antes de iniciar el viaje, la que debe considerar el nivel de aire de los neumáticos, que debe hacerse en frío y que si está bajo puede incidir en la conducción y en el consumo de combustible”.
“Además –explicó- el chequeo debe incluir una revisión de la batería, del sistema eléctrico, líquidos de freno, etc.”
Abarca dijo que el alineamiento y balanceo es básico. “Todo conductor debe realizarlos periódicamente, pero con mayor razón si se va a hacer un viaje largo. Cuando esta situación no está bien se producen problema de vibraciones y desgaste irregular de los neumáticos”.
Un amplio conocedor del tema de los motores, es el piloto y técnico Jonathan Castillo quien en su servicio técnico que el chequeo previo es algo de suma importancia para un viaje tranquilo.
“Hay cosas que se deben hacer como los cambios periódicos de aceite –por lo general cada 5 mil kilómetros- y de la transmisión cada 20 mil”.
“Junto con lo anterior, hay que echar un vistazo a las correas del motor, la dirección hidráulica, además del aparato de aire acondicionado”, indicó.

Datos para ahorrar bencina

1.- Manejar a una velocidad constante. La clave para ahorrar está en acelerar en forma pareja y constante, esto te permitirá economizar un 25 % de bencina”, explicó el especialista. Los cambios que gastan menos bencina son la cuarta y la quinta sin supera las 2 mil 500 revoluciones (90 a 120 km/h).

2.- Mantener un adecuado afinamiento del motor. Todos los filtros son importantes, especialmente el del aire y la bencina. En los vehículos antiguos ayuda el buen mantenimiento de los carburadores. Generalmente todos estos elementos se revisan cada 10 kilómetros, pero también es aconsejable verificar su estado antes de realizar tramos largos.

3.- Neumáticos con adecuada presión. Los expertos recomiendan consultar el catálogo de cada vehículo. Allí debiera existir una tabla que establece la presión que debe tener cada rueda, en relación a la carga que se transporte. Este cálculo debe realizarse con el vehículo en frío, es decir, que el auto esté detenido cerca de tres horas, o haber recorrido menos de una milla.

4.- No abusar del aire acondicionado. Este elemento trabaja con el motor, lo somete a más carga, y por el ende el vehículo demanda más aceleración, lo que redunda en un mayor gasto de combustible. Debe ser utilizado sólo en casos estrictamente necesarios.

5.- Conduzca tranquilo evitando aceleraciones y frenadas bruscas, utilizar mucho la primera y segunda marcha o cargar en demasía el móvil juegan en contra del ahorro.

6.- Utilice el aceite adecuado. El catálogo del constructor certifica cual es el más adecuado. Por lo general los autos más viejos necesitan uno de mayor densidad.

7.- Revisión de elementos. Luces, frenos, dirección, neumáticos, plumillas. También hay que revisar los niveles de aceite, agua, refrigerante. Verificar los amortiguadores, que estos no estén botando aceite.

8.- En ciudad se gasta más combustible. Eso es debido a que el conductor se encuentra con más paradas que obligan a aceleraciones y frenadas continuas.
9.- Vehículos más viejos gastan más. Esto se debe al desgaste de las piezas. Los pasos de bencina se van agrandando, y en vez de pasar "un hilo de gasolina, circula un chorro. También se deterioran los anillos del motor, y por lo tanto, éste gasta más aceite. Esto a su vez, hace que el motor trabaje más, y así consuma una cantidad superior de combustible.

martes, 23 de diciembre de 2008

Vacaciones con todo bajo control


Es verano, la temperatura aumenta y muchas familias se disponen a salir de viaje fuera de San Antonio para cambiar de aires y compartir juntos a sus seres queridos.
Por lo general es la oportunidad de salir de camping o ir a la playa, consumir más verduras, frutas y alimentos que no están refrigerados. Aquellos que tienen vehículos los cargan con todo lo necesario y emprenden el rumbo.
El problema es que por lo general, el chileno siempre deja las cosas para última hora y es común que el viaje lo emprendan sin las revisiones adecuadas ni las medidas sanitarias correspondientes.
Es por eso que especialistas de San Antonio entregan sus recomendaciones para no tener problemas de salud y para que el viaje en automóvil no tenga contratiempos.

La salud está primero

Periódicamente nos enteramos acerca de una intoxicación alimentaria en periodo estival y que afecta a grupos humanos. Puede tratarse de grupos de jóvenes en viaje de delgaciones, familias en algún camping, etc.
También es común que sea simplemente por la deficiente manipulación de los alimentos, ya que al no disponer de un refrigerador, son consumidos sin considerar que después de un tiempo a temperatura ambiente éstos sufren deterioros.
Además, la falta de agua potable en ciertos sectores conspira contra el cuidado lavado de las frutas y verduras lo que a la larga generará inconvenientes de salud.
El gastroenterólogo del hospital Claudio Vicuña, Abdón Guerra, señala que “por lo general en verano aumenta este tipo de patologías, ya sea porque la gente se despreocupa un poco de los cuidados de los alimentos, o simplemente porque no cuenta con los elementos necesarios para hacerlo”.
Con la llegada del verano, las temperaturas más elevadas favorecen la aparición de esos cuadros gastroenterológicos agudos que no discriminan por edad.
Las intoxicaciones alimentarias, independientemente del agente que las provoque o la gravedad del cuadro que desencadenen –hay algunos casos más severos que otro-, suelen tener una expresión común: la gastroenteritis.
Como su nombre lo indica, la gastroenteritis constituye un cuadro infeccioso-inflamatorio del tubo digestivo. El origen de este padecimiento es la multiplicación o reproducción de microorganismos (virus o bacterias) contenidos dentro de los alimentos y bebidas, lo cual ocurre con suma rapidez.
Guerra señala que los síntomas principales “son vómitos y diarreas, acompañados –o no– por dolor cólico de diversa magnitud, fiebre e incluso deshidratación, donde ya se empieza a complicar la situación”.
Por eso hay que poner especial cuidado en estas vacaciones cuando los cuadros de deshidratación afecta a grupos de riesgo (niños pequeños, ancianos, enfermos crónicos). Es que la pérdida excesiva de líquidos, ya sea por los vómitos o por la emisión de deposiciones líquidas, acompañado por la sudoración excesiva que se produce en casos de fiebre elevada, llevan a la pérdida de agua corporal, que puede resultar en descenso de la presión arterial e incluso compromiso en el funcionamiento de los riñones y riesgosas arritmias cardíacas.

Automedicación

Para los especialistas es habitual encontrarse con casos donde los pacientes recurren a la automedicación; la que por lo general afecta más al cuadro presentado más que brindar una solución.
“Los pacientes recurren a los antibióticos o antiespasmódicos, que podrían enmascarar ciertos cuadros clínicos e incluso desencadenar diarrea por un mecanismo adicional de alteración en la flora normal del intestino”, señala el gastroenterólogo.

La clave es prevenir


Las intoxicaciones alimentarias pueden ser originadas tanto por bacterias como por virus. Las temperaturas estivales favorecen el crecimiento de los gérmenes dentro de los alimentos (especialmente propensas son las salsas y cremas). Además hay que estar atentos al consumo de alimentos recalentados o aquellos que han sido descongelados hace mucho tiempo.
Por eso hay que tener especial atención a ciertas medidas para que el viaje no nos genere más dolores de cabeza de los presupuestados.
- Mantener los alimentos refrigerados, particularmente en verano. Si los ha cocinado bien puede guardarlos fríos, bien cubiertos y en una heladera (si está de camping).
- La mayonesa si se hace en casa debe estar refrigerada y consumirse inmediatamente; de lo contrario, es un riesgo. Si es envasada pueden permanecer fuera del frío mientras no haya sido abierto su envase. Una vez utilizado por primera vez, guardar en la heladera.
- Prestar atención con el pescado y los mariscos crudos.
- Evitar el consumo de aguas no potables tanto para beber como para lavar las frutas y verduras.
- Cocinar las carnes en forma completa. No se deben consumir carnes crudas, como es el caso de las hamburguesas mal cocinadas.
- Lavar cuidadosamente las manos antes de manipular alimentos o consumir alguno de ellos.
Recuerde que las manos son un elemento fundamental para elaborar preparaciones alimentarias. Constituyen, además, un excelente vehículo para trasladar gérmenes de un sitio a otro.
- No comprar productos lácteos o cárnicos cuando éstos se encuentren fuera de las máquinas congeladoras que se encuentran en supermercados y negocios.

viernes, 19 de diciembre de 2008

Siempre listo


"Una vez nos tocó rescatar a seis personas que se estaban ahogando en San Sebastián. Afortunadamente logramos recuperarlos con vida... Luego regresamos con los muchachos del grupo a hacer el recuento de la actividad; no había pasado una hora, cuando vuelven a llamarme y a decirme que se estaban ahogando 6 personas en el mismo lugar"...
"Les dije que ya habíamos hecho el rescate, pero me respondieron que era otro. Y efectivamente, eran otras seis personas que se estaban ahogando en el mismo lugar donde habíamos estado hace una hora... Obviamente acudimos al rescate y lo hicimos con éxito... Pero el riesgo que se corre no lo sabe la gente".
Esta es sólo una de las tantas vicisitudes por las que ha debido atravesar Juan Carlos Salazar, encargado del Grupo de Rescate Anfibio de San Sebastián y uno de los fundadores de la institución.
Si bien el grupo trabaja durante todo el año, es en el periodo estival donde alcanzan mayor notoriedad por su abnegada labor en el rescate de los turistas que se debaten entre la vida y la muerte en las playas del Litoral Central.
Un promedio de los últimos años, indica que en la provincia de San Antonio se ahogan 5 personas durante el verano, pero las emergencias sobrepasan las 120; es decir son muchos quienes requerirán en algún momento los servicios de este grupo de rescate.
Y lo que es más valioso, el servicio que brinda a la comunidad este grupo de voluntarios es sin fines de lucro; es más, muchos de ellos deben poner de sus bolsillos para acudir a las emergencias, todo con la finalidad de colaborar con las familias en desgracia.
Esta labor desinteresada los ha llevado a ganarse al admiración de la gente, más aún de aquellas personas que sufren percances en las aguas.
al servicio de la gente
Con más de doce años de experiencia el Grupo de Rescate Anfibio de San Sebastián (Grass) es una de las organizaciones más reconocidas de la provincia de San Antonio.
Hoy en día cuenta con aproximadamente 50 integrantes y es dirigido por Fabiola Huerta.
Entre sus componentes se encuentran supervisores de buceo, buzos comerciales, buzos intermedios, buzos mariscadores y salvavidas. Cada uno de ellos está autorizado para acciones a cierta profundidad y para cierto nivel de riesgo, pero en todos prima el denominador común de servir a los demás en los momentos más complicados: cuando una persona se está ahogando o cuando ya no hay nada que hacer y se debe recuperar el cuerpo.
Es en ese momento de aflicción cuando entra en escena el Grupo de Rescate Anfibio de San Sebastián brindando colaboración a los familiares con su trabajo especializado en la playa o dando una palabra de aliento, pero realista de las complicadas condiciones que deben enfrentar.
Juan Carlos Salazar es uno de los rostros importantes del Grass, pero no es el único; es uno de los fundadores, aunque también hay otros que arriesgan sus vidas al buscar a los desaparecidos en las profundidades del mar.
Por lo mismo, Salazar se apura al señalar que"yo soy uno más del grupo, pero hay muchos que están dispuestos a servir apenas se los llama. Por ejemplo, tenemos un compañero que estuvo 20 días trabajando en Aysén, llegó anoche a su casa y a la mañana siguiente hubo una emergencia en El Tabo y de inmediato vino a colaborar y entrar al agua para buscar los cuerpos. Eso es un ejemplo de como se puede ayudar", indica.
cerca del mar
Para Juan Carlos Salazar el estar cerca del mar es algo natural. Así ha sido desde pequeño y cuando fue salvavidas y posteriormente, cuando fue buzo profesional.
Lo curioso que su actividad comercial dista mucho del mar, es distribuidor de gas en su querida San Sebastián.
Pero al ver que cada año se repetían las mismas emergencias en el mar; decidió tomar cartas en el asunto junto a otro grupo de voluntarios.
Así con más ganas que recursos nació el Grupo de Rescate Anfibio de San Sebastián.
Hoy son incontables las emergencias y los rescates de cuerpos en las que han participado. Esa experiencia los ha llevado a tener una visión muy crítica del accionar de los visitantes y turistas que llegan en masa al Litoral Central en verano y por lo general, sin ningún tipo de precaución.
experiencia
"Nosotros hemos insistido ante las autoridades en la necesidad de contar con salvavidas en las principales playas del Litoral Central; no sólo en la época de verano, sino en otros meses, como una forma de estar permanentemente poniendo en alerta a las personas", señala.
En eso estaba cuando en plena playa Las Gaviotas de El Tabo, una persona se internaba en el mar sin tomar las precauciones debidas.
"Ves, eso es lo que pasa; en el lugar donde está esa persona el agua te llega a la cintura, por eso se mete más adentro sin percatarse que unos metros más allá hay un pozo donde quedará sin pie. Eso no lo sabe, nosotros sí porque conocemos esta playa y sus corrientes como la palma de mi mano. Entonces se les indica que deben tener cuidado; el problema es que son pocos los que entienden y si a eso le sumamos la falta de salvavidas, entonces todo se complica".
Esta semana el Grass ha centrado su accionar en la playa de El Tabo donde un joven recién egresado de Ingeniería desapareció en las traicioneras aguas.
Allí, junto a los familiares del desafortunado joven, se enfrenta al destino.
Salazar cuenta que "estos son momentos complicados, cuando uno debe informarle a los padres y familiares de la situación. Es una labor difícil, pero debemos hacerla con los pies bien puestos en la tierra. Hay que ser conscientes que en muchas de estas emergencias es muy difícil que se vuelva a encontrar el cuerpo. Por un lado, por las condiciones del mar (fuerte oleaje) y por otro, por las condiciones del fondo (plano y con presencia de corrientes)".
En su labor han sido varias las veces que ha estado cara a cara con las acongojadas familias. "Uno se pone duro con esto, son tantos los casos que uno ha vivido que tiene la obligación de ser realista al momento de enfrentarse a las familias".

miércoles, 17 de diciembre de 2008

Adrenalina a 1000 por hora



A simple vista parecen soldados armados hasta los dientes.
Pero eso es sólo la apariencia, porque los integrantes del grupo Airsoftsai, están decididos a masificar la práctica de este deporte extremo en nuestra zona.
De hecho, dicen que esto es un juego, disputado más en serio eso sí, pero sigue teniendo un fin lúdico.
¿Pero qué es esto del airsoft?
El nombre del airsoft viene del inglés, que se traduciría como "aire suave". Esto hace referencia a la forma en la que la munición es disparada desde una una réplica de airsoft, que asemeja a un arma de fuego, pero que es clasificada como juguete.
Raúl Rossel, integrante de este nuevo grupo de deportistas extremos, señala que "eso es muy importante dejarlo en claro; estas réplicas son juguetes, en su mayor parte de plástico y que no se pueden modificar para munición real".
Esta
actividad lúdico-deportiva busca la simulación de combates usando réplicas de armas reales que disparan pequeñas bolas de plástico de 6 mm de diámetro.
Además, los jugadores se despliegan por escenarios similares a los que se combate en realidad, con trincheras, obstáculos y todo eso. La idea es que en modalidad por equipos o individual, los jugadores utilicen tácticas y trabajo en conjunto para lograr un objetivo antes de ser "dados de baja" al impacto del balín.
Estos sanantoninos se tomaron en serio su hobby y para ello se han equipado convenientemente.
Rossel explica que "los implementos son de fácil acceso y tienen un razón de seguridad, como los lentes, guantes, rodilleras y otros elementos. Aquí no utilizamos bolas de pintura como en el paintball, sino unos balines, que no producen daño, sólo un golpe que asemeja a la picada d
e un mosquito.por seguridad también esta actividad sólo es recomendada para mayores de 18 años".
Con equipamiento de radiocomunicaciones, visores nocturnos, linternas adaptadas, punteros láser e indumentaria militares, el juego es divertido y adrenalítico.
Francisco Castillo explica que"una partida puede durar fácilmente cuatro horas. En este momentos somos pocos lo que practicamos este deporte en San Antonio, pero queremos que se conozca más para que se acerquen los interesados en participar. No hay grandes requisitos, pero eso sí, la persona debe tener criterio y las ganas de divertirse".
Ese es un punto importante -recalcan-, puesto que si bien asemejan militares, no tienen nada que ver con ninguna rama de las Fuerzas Armadas y de Orden. Por lo mismo, señalan que esto no es para "Rambos". La idea es trabajar en equipo, tener la capacidad de adaptarse a diferentes situaciones y tener el ánimo de compartir.
"A veces, con el fragor del juego pueden haber roces, pero eso queda dentro del juego, se conversa y todo vuelve a la normalidad; porque ante todo, somos buenos amigos", indica Rossel, más conocido en este ámbito como Morpheus.
Así Zeus, Lobo, Cervx, Piolín y Protoss (nicknames utilizados en las partidas), dieron el paso inicial para la actividad, sólo esperan que más personas se integren y compartan el entusiasmo de vivir experiencias a mil por hora.
Se ha producido un error en este gadget.

Buscar este blog