martes, 16 de marzo de 2010

Trabajadores proponen modificaciones al Código del Trabajo

Un trabajo en conjunto del abogado laboralista Martio Rojas y dirigentes de los trabajadores de San Antonio, permitieron crear un documento con tres modificaciones al cuerpo legal. Ahora, la decisión está en mano de los parlamentario

Tres son las modificaciones claves al Código del Trabajo que un grupo de dirigentes de San Antonio, en conjunto con el abogado Mario Rojas esperan presentar para mejorar el cuerpo legal y a la vez propender a una relación más adecuada entre trabajadores y empleadores.

“Se trata de un colaboración, de una propuesta de los trabajadores de San Antonio a los trabajadores del país”, señala el abogado Rojas.

La propuesta introduce modificaciones a los artículos 172, 168 letra a, 47 y 48 del Código del Trabajo y fue desarrollado tras una serie de reuniones entre dirigentes de diversas organizaciones de nuestra ciudad.

Según Rojas, el artículo 172 busca definir lo que se entiende por última remuneración para el cálculo de la indemnización por años de servicio que le corresponde a un trabajador al término de su contrato, labor que le corresponde a la justicia al momento de declarar que el despido a sido injustificado.

“Hay que señalar que el cálculo de última remuneración incluye imposiciones y cotizaciones, pero excluye aspectos como pago por sobretiempos, asignaciones familiares y pagos esporádicos como aguinaldos y otros. A contar del 1 de enero de 2008, la cuarta sala de la Corte Suprema que revisa las sentencias de las Cortes de Apelaciones en materia laboral, interpretando el artículo 172 decidió excluir del cálculo de base los bonos de colación, locomoción y gratificación mensual legal garantizada”, señala el especialista.

“Ocurre –agrega- que el trabajador sufre una importante pérdida por esta situación, haciendo que las indemnizaciones por años de servicio se vean disminuidas hasta un 40%, lo que sin duda es un fuerte golpe para los trabajadores. Para evitar esta situación proponemos la modificación del artículo señalando que para los efectos del pago de las indemnizaciones a que se refieren los artículos 168, 169, 179 y 171, la última remuneración mensual comprenderá toda cantidad que estuviese percibiendo el trabajadores al momento de terminar su contrato, incluidas las cotizaciones, las imposiciones, colación, movilización, asignación familiar, sobretiempos y beneficios que se otorguen una vez al años”.

Una segunda modificación propuesta para el Código del Trabajo tiene relación con el artículo 168 letra a. Hay que recordar que el gobierno al analizar el contexto de crisis económica internacional propuso un marco jurídico para evitar el aumento de despidos en esta fase. Para ello propuso –entre otras medidas específicas- la prolongación del contrato de trabajo por 6 meses, manteniendo las condiciones de éste con la obligación de que el trabajador se capacitara para enfrentar de mejor manera el panorama que se le venía.

El abogado Mario Rojas, señala que “proponemos una solución que encontramos más efectiva, más práctica y que está de acuerdo con la idea de disminuir los despidos por desahucio patronal, aumentando el recargo legal del 30% al 50% cuando un empleador despida a un funcionario por la causal del artículo 161 si no se acredita que haya habido necesidad de la empresa”.

Gratificación

Rojas explicó –respecto de los artículos 47 y 48 del Código del Trabajo- que actualmente las empresas de minería, industria, comercio y agricultura están obligadas a pagar el 30% de las utilidades líquidas imponibles que determine el Servicio de Impuestos Internos a la cual se le deducirá el 10% del capital propio del empleador.

“Tal sistema es considerado por el empleador que lo induce a crear situaciones contables. Se da el caso que las empresas aumentan el capital propio como una forma de reducir las utilidades que serán entregadas a los trabajadores. Proponemos rebajar el monto de la gratificación del 30% al 14,5% efectivos; es decir, la cantidad resultante sin deducción alguna”, enfatizó.

Consultado respecto a los pasos a seguir en este proyecto de ley, Mario Rojas indicó que “estas propuestas las hemos presentado en diversas instancias y han tenido muy buena recepción; esperamos que un parlamentario de la zona las presente en el Congreso en forma individual o –de haber alguna reforma laboral- se pueda sumar a la serie de propuestas. Estamos confiados en que son de real utilidad a mejorar la relación empleador-trabajador. El presidente electo Sebastián Piñera indicó que se respetaría a los trabajadores, así es que tenemos confianza en que propuestas como la de los trabajadores de San Antonio puedan tener resultados positivos”.

El airsoft de San Antonio está en acción


Grupo de entusiastas amantes de la adrenalina se enfrentarán en un campo de batalla ficticio, dando vida a una nueva jornada de este deporte que cada vez cautiva a más sanantoninos


Contactos

Francisco Castillo, alias Z,

Fono: 82484150

Pedro Cornejo, alias Masato

Roberto Muñoz, alias Corsario

Mail: airsoftsai@gmail.com

Grupo facebook: “Airsoftsai”

Un grupo de hombres vestidos como para la guerra avanza sigilosamente entre la vegetación. Mientras, otro grupo los espera atento ante cualquier movimiento y dispuestos a todo con tal de defender su posición.

Parece una zona de combate, los hombres portan réplicas de armas de fuego automáticas… pero en esta “guerra” no hay balas, hay balines; no hay armas reales ni letales, son réplicas exactas; no hay muertos, pero sí bajas.

Lo que sí está garantizada es la acción y la adrenalina.

Así es el airsfot, un deporte extremo en el que sus integrantes simulan acciones de combate con tácticas y acciones coordinadas en grupo para alcanzar sus objetivos.

En nuestra ciudad los integrantes del club Aisfostsai de San Antonio han llegado adelante esta actividad y de ser sólo unos pocos entusiastas, han llegado a constituirse en un grupo afiatado de 18 players y que cada día recibe a muchos entusiastas interesados en con conocer un poco más de esta actividad.

De hecho ya han realizado encuentros con otros seguidores y en ese plano han organizado para el domingo 7 de marzo un encuentro masivo en Malvilla donde darán rienda suelta a la actividad que practican.

Francisco Castillo, conocido como Z en el mundo del airsoft, es uno de los representantes de Airsfosai. Como entusiasta de la actividad se ha encargado de conocer más, de aprender sobre las réplicas y los equipos para el desarrollo en forma segura de este deporte.

¿Cómo ha evolucionado el club de airsoft de San Antonio?

Avanzamos poco a poco. A la fecha ya tenemos 18 jugadores de la zona. Todos se han ido integrando por conocidos, amigos de amigos los que generalmente van a ver nuestros encuentros. Lo que acostumbramos en el grupo es que a toda esa gente que va a mirar le pasamos equipo para que jueguen una partida de prueba viendo si se acomodan y les agrada el tipo de juego.

Hasta ahora se podría decir que el 90 % de los que han probado se han quedado. Quienes estén interesados en esto, sólo tienen que asistir a una de nuestras partidas -las cuales estamos programando generalmente domingo por medio- y ahí informarse de todos los detalles del juego.

¿De qué se trata la actividad del domingo 7?

Es una partida para programada para players de la zona, ésta se jugara en el sector de Malvilla desde las 11.00 hrs hasta las 18.00 hrs. Definimos la hora y lugar de encuentro en el grupo facebook o consultando al correo del grupo. (Los lugares de juego se van cambiando). Cualquiera que quiera saber más puede asistir y ver.

¿Han crecido sus contactos con clubes de otras partes del país que están interesados en conocer lo que se hace en San Antonio?

Ya hemos tenido encuentros con jugadores solitarios que han venido desde Santiago; también participamos en un encuentro que se realizó en El Tabo con una cantidad de 68 players jugando en una mezcla de equipos varios de Santiago y la V Región. Hace poco tuvimos contacto con un grupo que se está formando en Melipilla con los cuales ya jugamos una partida de ida y vuelta.

¿Qué es lo más interesante del airsoft a tu juicio?

Hay que dejar en claro que el paintball y el airsoft no son lo mismo. Primero, hay diferencias en el equipo, ya que nuestras réplicas de juego son eléctricas, idénticas a las armas reales (mayor realismo) y disparan balines plásticos de 6 mm de diámetro.

La ventaja es que cada uno es dueño de su equipo y paga por su consumo propio (3.000 a 4.000 pesos en balines por día completo de juego).

Lo principal es tener la réplica para jugar, las cuales se pueden comprar nuevas por un valor de 100 mil pesos y más; o conseguir usadas por valores menores.

Lo que es equipo ya se va consiguiendo usado y de a poco. Lo más necesario para empezar son los lentes de seguridad (norma Anzi z87+s) y réplica. La medida de seguridad principal es usar gafas de seguridad que cumplan con la norma contra impactos Z87.1 (antiparras de seguridad) en el terreno de juego, ya que el golpe del balón se asimila a un golpe de un elástico de billetes aproximadamente, no duele tanto, pero sí causa molestia.

Cuando los interesados están por adquirir su primera réplica de juego, nosotros mismos los vamos guiando y dando consejos para realizar una buena compra. Este juego es para mayores de 18 años, es mixto (hombres o mujeres). En nuestro grupo tenemos jugadores de 18 años de edad en adelante. La cosa es tener ganas de usar un poco de adrenalina en este juego extremo.

“La operación cambió mi vida”


Haydeé Abarca es una mujer joven que desde que tenía 20 años comenzó a tener problemas de terigium en ambos ojos; lo que a la larga le comprometió en forma importante su vista, al punto de que no podía realizar actividades tan simples como leer ni reconocer personas a la distancia pues sólo veía las siluetas.

Se dejó estar, por la falta de recursos y por el desconocimiento de alguna oportunidad que le permitiera mejorar su calida de vida. Pasó mucho tiempo en consultorios y hospitales; cuando fue atendida no logró soluciones y cuando se abrió una luz de esperanza, ésta de apagó rápidamente al enterarse de los altos costos monetarios que implicaba una operación para ella.

Cuenta que una operación para ella en nuestro país representaría un costo de 8 millones de pesos cada ojo, algo inalcanzable para esta madre de un joven de 21 años y una Lola de 10, que viven junto a ella y su marido, con quienes comparte la nueva oportunidad que obtuvo a través de Misión Milagro.

¿Cómo se enteró de esta oportunidad?

A través de la Municipalidad de San Antonio, ahí me contactaron con las personas de Misión Milagro y me atendió. Fui a un operativo, vieron mi problema y me dijeron que calificaba para ir a Santiago. Allá en la embajada otros especialistas me atendieron y determinaron que viajaría a Veneuela para que me operaran.

¿Qué sintió en ese momento?

Tenía una mezcla de sensaciones, por un lado alegría porque tendría una solución para mis ojos, pero por otro, miedo al no saber con lo que me encontraría allá.

Todo era nuevo para Ud…
Exactamente, partiendo porque nunca había viajado al extranjero, ni menos en avión. Por suerte mi hermana también viajó en el grupo, lo que fue un importante apoyo. Estaba muy ilusionada y contenta, con mucha fe.

¿Qué le pareció lo que encontró allá?

Muy bueno, llegamos a un hospital militar en Caracas y desde el inicio fuimos muy bien atendidas, por las personas de la organización, las enfermeras y los doctores. Mi operación es ambulatoria, pero igual es de cuidado, por lo que hay que mantener una serie de medidas para que la recuperación sea adecuada. Yo seguí todas las indicaciones al pie de la letra y quedé muy bien, sólo tengo algunos detalles en mi ojo derecho, pero cambié en un 100 por ciento respecto de cómo estaba.

¿Tuvo que pagar algo?

Nada, sólo el pasaporte y la tasa de embarque del vuelo, nada más.

¿Cómo cambió su vida?

En muchos sentidos, puedo ver los detalles de las cosas, ver claramente a mis hijos, a mi marido, mi casa y el lugar donde vivo. Eso es lo mejor, lo que me tiene muy contenta. También mejoró mi autoestima, no dependo de nadie para hacer mis cosas y puedo leer, lo que también es importante para mí. Quedé muy satisfecha y agradecida de todos, especialmente de quienes nos cuidaron como la coordinadora Lily Escalante, quien siempre estuvo con nosotros y fue una gran amiga. Creo que algunas personas no tuvieron solución, pero todo depende de la fe que tenga uno y de seguir las recomendaciones que le hacen los especialistas. Yo viajé buscando una mejora a mi problema de la vista y gracias a Dios y a Misión Milagro lo logré.

Sanantoninos tienen una segunda oportunidad




Gracias a la oportunidad que les brinda la labor solidaria del gobierno de Venezuela, hasta el momento se han atendido más de 2.300 personas en la zona; de ellas, 133 han sido intervenidos quirúrgicamente para recuperarse de enfermedades a la vista, 14 han recibido implantes, además de cientos atendidos por las ópticas


“Cuando llegué a mi casa después de la operación en Venezuela, vi a mis hijos y noté muchos detalles que antes no había visto… Estaba feliz, por fin podía ver bien a mis hijos”.

Las palabras son de Haydeé Abarca, una de las sanatoninas que fue intervenida quirúrgicamente por especialistas oftalmológicos en Venezuela; en el marco de la Misión Milagro, la que nació de una iniciativa de los gobiernos de Cuba y Venezuela cuyo objetivo es devolverle la visión a quienes sufren cataratas, terigium y otras afecciones. En Chile la mayoría de los pacientes de esas enfermedades ha esperado meses, e incluso años, para ser operados en el sistema público de salud. Son enfermedades de sencilla curación, pero mantienen prácticamente en la ceguera a miles de personas.
Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), la falta de acceso a atención oftálmica hace que millones de personas estén privadas de visión a raíz de cataratas -que siguen siendo la causa de la mitad de los casos de ceguera-, pese a que una cirugía permitiría devolverles la visión. La Operación Milagro ha curado a personas de escasos recursos afectadas por ceguera y otras enfermedades en instalaciones quirúrgicas de Cuba, Venezuela, Bolivia, Ecuador, Guatemala, Haití y Honduras, para disminuir el costo de traslado y garantizar la continuidad del programa.
Delitza Fuentes, segunda secretaria de la embajada venezolana, encargada de coordinar la Operación en Chile, señaló: “El programa de la Operación Milagro forma parte del Convenio Sandino, suscrito entre los presidentes Hugo Chávez y Fidel Castro el 21 de agosto de 2001. Se propone trabajar con quienes en América Latina viven en situación de exclusión, para brindarles la posibilidad de operarse en Venezuela de patologías oftalmológicas como cataratas y pterigión en grados avanzados y no complicados”. Agrega que la experiencia ha sido tan diversa como la realidad de cada país: “En algunos países hemos trabajado en forma directa con los gobiernos centrales, locales, la sociedad civil, etc. En Chile, el programa se inició en 2006 con el apoyo de organizaciones sociales, políticas y culturales que se sumaron a esta tarea de identificar pacientes en poblaciones de escasos recursos. Actualmente, contamos con una amplia red de organizaciones voluntarias. Cada vez contamos con más apoyo de municipios comprometidos con la salud de sus ciudadanos”.

Amplio trabajo

Haydeé está contenta, recuperó la vista, pero más que eso recuperó la autoestima, sus ganas se salir adelante, de crecer junto a su familia (sus maridos y su hijo e hija), con la cual siempre ha estado apoyada.

Repetir la experiencia de esta sanantonina y brindar una real solución es la motivación que tiene Miryam Romero Meza, quien hace tres años trabaja como voluntaria de la Misión Milagro y destaca la solución que sus operativos han entregado a muchos vecinos.

“Bueno, comencé en esto como parte de mi labor de dirigente social; soy presidente de la Junta de Vecinos de la Viuda X y necesitaba conocer algunas oportunidades para los vecinos de nuestro sector; así buscando por aquí y por allá, conocí lo que hace Misión Milagro y noté que es una buena oportunidad para ayudar a los demás”, señala.

Indica que cada cierto tiempo la organización realiza operativos oftalmológicos en San Antonio, donde a través de un convenio con una óptica, permite que las personas se puedan atender por un especialista a un precio módico.

De hecho, esta semana se realizó un operativo, donde por 5 mil pesos, aproximadamente 60 personas fueron atendidas por el cirujano oftalmológico cubano Jorge Tamayo. En esta instancia se pesquisan los casos más complicados y que califican para formar parte de la delegación que posteriormente será evaluada en la Embajada de Venezuela en Santiago y ahí determinar quiénes pueden viajar a la república bolivariana para ser atendidos.

¿Costos altos piensa Ud?

Eso es lo notable, todo esto sin costo para los pacientes, independiente de la condición, religiosa o política.

Bueno, puede ser estimado lector que uno tienda a no creer tanta solidaridad…

Créame no es el único.

Y aquí bien vale una reflexión. ¿Será que estamos acostumbrados a pagar por todo para que nos atiendan bien y tengamos una solución?

Lo más probable es que pensemos que sí.

Ante esta consulta Miryam Romero señala que sí, que así. “Eso lo pueden corroborar los pacientes que se han atendido. Al principio uno debe pagar 5 mil pesos por la consulta, pero después la atención de los especialistas, el viaje en avión a Venezuela, la estada en el hospital, la intervención quirúrgica y el proceso de recuperación, son sin costo para las personas. Sólo se paga la tasa de embarque del vuelo, nada más. Para las personas que no tienen previsión es muy caro atenderse en forma particular, por eso muchas de ellas se dejan estar cuando sufren algún problema. Aquí en San Antonio las horas se dan muy poco, no hay especialistas para abordar la demanda. Entonces Misión Milagro es una alternativa real no sólo para las personas que tienen previsión”.

Miryram viajó a Venezuela como parte del grupo de chilenos, conoce de cerca el proceso y comprobó en persona el avance de muchos de los que se operaron. “Cada paciente cuesta para el gobierno de Venezuela aproximadamente 6 millones de pesos chilenos, además se les hace un seguimiento para ver su evolución. Ahora Chile hace un año permitió que las personas que están en Misión Milagro puedan viajar a Venezuela sin la necesidad de pasaporte. En esto debo agradecer la importante gestión de la Municipalidad de San Antonio; antes debíamos hacer innumerables gestiones para conseguir el dinero y comprar los pasaportes de los pacientes; ahí el municipio –representado por el alcalde Omar Vera y la asistente social Fabiola Vera- siempre nos colaboró”.

¿Las personas entienden que van Venezuela como parte de una misión médica?

Sí, se comprende que van a internarse a un hospital. Esto no es un paseo, ni turismo. Van en busca de una solución a sus problemas. Aunque en algunas ocasiones las estadías incluyen hoteles de primer nivel, además de actividades especiales a cargo de la organización. El grupo está allá unos 15 días, lo suficiente para su evaluación, intervención y recuperación.

¿Cuáles son los pasos a seguir de la Misión Milagro en San Antonio?

Bueno, estamos en proceso de actualización de los datos de todas las personas que serán evaluadas en Santiago. El primero de marzo debemos acudir a la Embajada de Venezuela donde un equipo multidisciplinario evaluará a los pacientes y determinará quién cumplen los requisitos para ser parte del vuelo con 100 chilenos que se trasladará hasta Venezuela para ser atendidos.

Labor solidaria

El cirujano oftalmólogo cubano Jorge Tamayo ha tenido una amplia experiencia en países del Caribe, de Oriente e incluso de Africa. Hace 11 años que desempeña en su especialidad en nuestro país. Aquí fue contactado por representantes de Misión Milagro y desde hace realiza este trabajo.

¿Por qué está en Misión Milagro?

Fundamentalmente porque creo que es una labor bonita que va en ayuda de personas de escasos recursos. Aceptamos colaborar y ahora se ha propagado en todo el país.

¿Ud. ha tenido experiencias en otros países, qué diferencias nota con los pacientes chilenos?

En general los problemas son los mismos. Aquí la gente es cariñosa, agradecen lo que reciben. Eso se ve siempre, porque una persona que tiene problemas de salud, siempre agradece cuando reciben una buena atención.

¿El trabajar con personas se escasos recursos a Ud. lo deja satisfecho en los personal, más allá de lo profesional?

Sí, por supuesto, me deja muy contento, porque es una importante ayuda. Eso viene de mi formación profesional; en Cuba la medicina es gratis y uno no cobra por su trabajo. Al principio me costó un poco al encontrarme con otro sistema en Chile, pero desgraciadamente hay que hacerlo.

¿Cuáles son los principales problemas que tienen los pacientes sanantoninos?

Fundamentalmente lo relacionado con los defectos refractivos, todo lo que tiene que ver con el uso de lentes; pero igual se ve mucho terigium, el cual es una enfermedad del segmento anterior del ojo y es operable de manera sencilla; la mayoría de las veces tienen una buena recuperación. También aquí se ve muchos casos de cataratas, patología que también se opera; además de personas con glaucoma y pacientes diabéticos con algún problema de retinopatía.

¿Los pacientes sanantoninos entienden lo que es la Misión Milagro?

Sí, ellos están informados. Ellos conocen algunos casos de personas que han sido evaluadas y que han sido operadas con éxito. Igual, como en toda cirugía, puede haber casos que presenten una que otra complicación, pero eso ocurre en cualquier lugar del mundo.

martes, 9 de marzo de 2010

Comenzar de a poco

El preparador físico Sergio Gutiérrez, quien debido a su trabajo conoce de cerca el comportamiento de los sanantoninos en este tema.

“Sí, me he encontrado que muchas personas mantienen una rutina equivocada. O sea, asisten al gimnasio después del 18 de septiembre y hasta las fiestas de fin de año; luego se dejan estar durante todo el invierno y nuevamente aparecen en septiembre. Así es muy poco el objetivo que puedan lograr; la idea es que sea algo constante y no se caiga en el vicio de hacerlo tan espaciado. La verdad, es que tiene que hacerse un hábito y no por un tema de moda, sino por algo de salud”, aseveró.

Para Gutiérrez siempre es importante comenzar de a poco. Indicó que “hay algunas personas que comienzan de un día para otro y de forma muy brusca, con muchos ejercicios y comiendo muy poco; esto no es recomendable porque se pueden generar lesiones y contraer algún tipo de enfermedad que a la larga, provoque más perjuicios que beneficios”.

Sergio Gutiérrez se desempeña en la sala de acondicionamiento físico del gimnasio Montemar durante la semana, en horarios que van desde las 10.00 a 13.00 por la mañana y de 16 a 22 horas por la tarde. Fono de contacto: 07-6277730

Por lo tanto –a juicio del preparador físico- lo importante es antes de todo hacerse evaluar por un especialista. “Hay que tener en consideración varios aspectos, como no practicar deportes en el horario de mayor y con alta exposición al sol, además de tener la ropa y el calzado adecuados”.

La sentencia es clara. Si se pretende lograr objetivos hay que ser constantes. Sí, se puede hacer más espaciado, pero para aquellos que dieron el paso desde la inactividad a asistir regularmente al gimnasio -que en el fondo es la decisión más difícil- la recomendación es a seguir con el esfuerzo y sudar la gota gorda.

No hay que ceder terreno


Después del 18 de septiembre pasado muchas personas se dedicaron a recuperar el tiempo perdido y tomaron la decisión de hacer deporte.

Muchos volvieron a los gimnasios, otros desempolvaron la bicicleta y otros se pusieron las zapatillas para salir a correr por el bandejón central de Avenida Barros Luco.

La consigna era clara: tratar de recuperarse para estar bien para el verano y eliminar los excesos cometidos –desde el punto de vista gastronómico- durante las Fiestas Patrias.

Entonces nos encontramos que en las radios, en los noticiarios y en las revistas, los especialistas médicos y deportivos nos entregaban recomendaciones para enmendar el rumbo, como bajas las calorías, en el fondo todo destinado a recuperar una vida sana.

Hasta ahí todo bien, pero con el correr de los meses todo ese entusiasmo pasó un poco al olvido. Los gimnasios volvieron a ver reducida su asistencia y en las calles ya se ven menos personas trotando.

¿Qué pasó?

Muchos hicieron el esfuerzo lo que les permitió ponerse de nuevo esa tenida que hace un tiempo tenían guardada o ya les entró el vestido regalón para las fiestas de fin de año.

Además hay otras razones que asoman poderosas al momento de brindar tiempo a la actividad física: el calor típico del verano por un lado y las vacaciones por otro.

Todos queremos tomarnos nuestro tiempo en este periodo estival y el relajo también da paso a las malas prácticas, sobre todo con la comida. El mal de mucho de quienes buscar dejar en sedentarismo y luchan contra los kilitos de más.

Pero el llamado de los especialistas de San Antonio es no ceder terreno en este esfuerzo y si ya se dio el impulso o se está analizando la posibilidad de cambiar de hábitos, es bueno hacerlo en esta época.

Consejos

Con sólo 30 minutos diarios de caminata, las personas pueden mantenerse físicamente saludables, y reducir en un 80% las probabilidades de desarrollar una enfermedad cardiovascular. Por el contrario, el sedentarismo aumenta las causas de mortalidad, duplica el peligro de diabetes tipo II y de obesidad. También aumenta el riesgo de hipertensión arterial, crea problemas de peso, osteoporosis, e incide en la depresión y ansiedad, según afirma Tomás Infesta, académico de Educación Física de la U. Andrés Bello. De acuerdo a la Encuesta de Hábitos de Actividad Física y Deportes de Chiledeportes, el 87, 2% de la población es sedentaria; es decir 9 de cada 10 chilenos mayores de 18 años no realizan actividad física periódica.

Según datos del Ministerio de Salud, unas 200 personas mueren diariamente en Chile por mala alimentación y falta de actividad física, de las cuales 100 son totalmente evitables con una buena dieta saludable. “El deterioro de los hábitos de vida de las sociedades occidentales, la evolución de los sistemas de transporte y la tecnología laboral, los nuevos modos de ocio, todo colabora para que, niños y mayores, asuman como válidos comportamientos claramente sedentarios y, por tanto, perjudiciales para la salud”, sostiene el académico.

Tomás Infesta plantea que existen ciertas recomendaciones que deberían estar presentes en toda actividad cotidiana, pues nos ayudan a reducir los riesgos del sedentarismo y tienden a crear condiciones de vida saludables.

Caminar. Recorrer como mínimo 30 minutos diarios, lo que produce un efecto fisiológico positivo en el organismo.

Algunos ejemplos de esta actividad: Realizar caminatas, usar escaleras tradicionales y evitar las escaleras mecánicas, hacer las compras y trámites caminando.

Estiramiento. Están destinados a estimular la flexibilidad, lo cual permite mejorar las actividades cotidianas, y evitar lesiones. Algunas recomendaciones simples incluyen mover las articulaciones y realizar elongaciones de diferentes grupos musculares por lo menos durante 5 minutos diarios

De regreso

El preparador físico sanantonino y con amplia experiencia en el trabajo con grupos de personas y profesionales del deporte, Néstor Huerta, señala que es importante que quien empezó con una actividad física para mejorar su salud, debe mantenerse en actividad durante las vacaciones.

“En verano baja la asistencia, pero la recomendación es nunca dejar de estar en actividad, se puede cambiar un poco la frecuencia, pero nunca del todo. Se puede pensar que el trabajo no sea tan intenso como se realizaba antes, pero por lo menos dos veces a la semana, como para mantener lo que se había logrado con anterioridad. Es habitual que las personas que salen de vacaciones se dejen estar un poco, pero no es lo recomendadle. Esto tiene que ser como el alimento. Uno nunca deja de comer y la actividad física es como el alimento del cuerpo, tampoco se debiera dejar de lado”, dijo.

Indicó también que las personas que realizan ejercicios periódicamente van creando una especie de “cuenta de ahorro” que ayuda en su salud. “Claro, porque van trabajando sus cuerpos de una manera adecuada, en vez de estar sedentarios y arriesgándose a enfermedades. “La mayoría que se pone en actividad lo hace por un tema de salud, con una rutina adecuada a ellos y destinada a lograr objetivos en el largo plazo. Cuando alguien se decide a aumentar su actividad física, asiste al gimnasio y se le hace una ficha en donde se especifican las apreciaciones del experto. Siempre se va de menos a más, dependiendo de cómo llegue la persona y el tiempo que demore en familiarizarse con el lugar del trabajo y los ejercicios”.

Con experiencia en el fútbol profesional (trabajo en San Antonio Unido, Deportes Melipilla y Fernández Vial, entre otros) Néstor Huerta trabaja actualmente en el gimnasio de la Caja de Compensación La Araucana en nuestra ciudad. “La invitación está hecha, pueden asistir los afiliados y sus familiares, pero también está abierto a todas las personas que lo deseen. Asisten personas de todas las edades, también adultos mayores con quienes se desarrolla un trabajo especial; en el fondo, para todos aquellos que se han fijado objetivos de salud y bajar de peso”.

Se ha producido un error en este gadget.

Buscar este blog