martes, 9 de marzo de 2010

No hay que ceder terreno


Después del 18 de septiembre pasado muchas personas se dedicaron a recuperar el tiempo perdido y tomaron la decisión de hacer deporte.

Muchos volvieron a los gimnasios, otros desempolvaron la bicicleta y otros se pusieron las zapatillas para salir a correr por el bandejón central de Avenida Barros Luco.

La consigna era clara: tratar de recuperarse para estar bien para el verano y eliminar los excesos cometidos –desde el punto de vista gastronómico- durante las Fiestas Patrias.

Entonces nos encontramos que en las radios, en los noticiarios y en las revistas, los especialistas médicos y deportivos nos entregaban recomendaciones para enmendar el rumbo, como bajas las calorías, en el fondo todo destinado a recuperar una vida sana.

Hasta ahí todo bien, pero con el correr de los meses todo ese entusiasmo pasó un poco al olvido. Los gimnasios volvieron a ver reducida su asistencia y en las calles ya se ven menos personas trotando.

¿Qué pasó?

Muchos hicieron el esfuerzo lo que les permitió ponerse de nuevo esa tenida que hace un tiempo tenían guardada o ya les entró el vestido regalón para las fiestas de fin de año.

Además hay otras razones que asoman poderosas al momento de brindar tiempo a la actividad física: el calor típico del verano por un lado y las vacaciones por otro.

Todos queremos tomarnos nuestro tiempo en este periodo estival y el relajo también da paso a las malas prácticas, sobre todo con la comida. El mal de mucho de quienes buscar dejar en sedentarismo y luchan contra los kilitos de más.

Pero el llamado de los especialistas de San Antonio es no ceder terreno en este esfuerzo y si ya se dio el impulso o se está analizando la posibilidad de cambiar de hábitos, es bueno hacerlo en esta época.

Consejos

Con sólo 30 minutos diarios de caminata, las personas pueden mantenerse físicamente saludables, y reducir en un 80% las probabilidades de desarrollar una enfermedad cardiovascular. Por el contrario, el sedentarismo aumenta las causas de mortalidad, duplica el peligro de diabetes tipo II y de obesidad. También aumenta el riesgo de hipertensión arterial, crea problemas de peso, osteoporosis, e incide en la depresión y ansiedad, según afirma Tomás Infesta, académico de Educación Física de la U. Andrés Bello. De acuerdo a la Encuesta de Hábitos de Actividad Física y Deportes de Chiledeportes, el 87, 2% de la población es sedentaria; es decir 9 de cada 10 chilenos mayores de 18 años no realizan actividad física periódica.

Según datos del Ministerio de Salud, unas 200 personas mueren diariamente en Chile por mala alimentación y falta de actividad física, de las cuales 100 son totalmente evitables con una buena dieta saludable. “El deterioro de los hábitos de vida de las sociedades occidentales, la evolución de los sistemas de transporte y la tecnología laboral, los nuevos modos de ocio, todo colabora para que, niños y mayores, asuman como válidos comportamientos claramente sedentarios y, por tanto, perjudiciales para la salud”, sostiene el académico.

Tomás Infesta plantea que existen ciertas recomendaciones que deberían estar presentes en toda actividad cotidiana, pues nos ayudan a reducir los riesgos del sedentarismo y tienden a crear condiciones de vida saludables.

Caminar. Recorrer como mínimo 30 minutos diarios, lo que produce un efecto fisiológico positivo en el organismo.

Algunos ejemplos de esta actividad: Realizar caminatas, usar escaleras tradicionales y evitar las escaleras mecánicas, hacer las compras y trámites caminando.

Estiramiento. Están destinados a estimular la flexibilidad, lo cual permite mejorar las actividades cotidianas, y evitar lesiones. Algunas recomendaciones simples incluyen mover las articulaciones y realizar elongaciones de diferentes grupos musculares por lo menos durante 5 minutos diarios

De regreso

El preparador físico sanantonino y con amplia experiencia en el trabajo con grupos de personas y profesionales del deporte, Néstor Huerta, señala que es importante que quien empezó con una actividad física para mejorar su salud, debe mantenerse en actividad durante las vacaciones.

“En verano baja la asistencia, pero la recomendación es nunca dejar de estar en actividad, se puede cambiar un poco la frecuencia, pero nunca del todo. Se puede pensar que el trabajo no sea tan intenso como se realizaba antes, pero por lo menos dos veces a la semana, como para mantener lo que se había logrado con anterioridad. Es habitual que las personas que salen de vacaciones se dejen estar un poco, pero no es lo recomendadle. Esto tiene que ser como el alimento. Uno nunca deja de comer y la actividad física es como el alimento del cuerpo, tampoco se debiera dejar de lado”, dijo.

Indicó también que las personas que realizan ejercicios periódicamente van creando una especie de “cuenta de ahorro” que ayuda en su salud. “Claro, porque van trabajando sus cuerpos de una manera adecuada, en vez de estar sedentarios y arriesgándose a enfermedades. “La mayoría que se pone en actividad lo hace por un tema de salud, con una rutina adecuada a ellos y destinada a lograr objetivos en el largo plazo. Cuando alguien se decide a aumentar su actividad física, asiste al gimnasio y se le hace una ficha en donde se especifican las apreciaciones del experto. Siempre se va de menos a más, dependiendo de cómo llegue la persona y el tiempo que demore en familiarizarse con el lugar del trabajo y los ejercicios”.

Con experiencia en el fútbol profesional (trabajo en San Antonio Unido, Deportes Melipilla y Fernández Vial, entre otros) Néstor Huerta trabaja actualmente en el gimnasio de la Caja de Compensación La Araucana en nuestra ciudad. “La invitación está hecha, pueden asistir los afiliados y sus familiares, pero también está abierto a todas las personas que lo deseen. Asisten personas de todas las edades, también adultos mayores con quienes se desarrolla un trabajo especial; en el fondo, para todos aquellos que se han fijado objetivos de salud y bajar de peso”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Se ha producido un error en este gadget.

Buscar este blog