miércoles, 23 de septiembre de 2009

Saliendo adelante en San Juan


La localidad de San Juan se ha convertido en un lugar muy concurrido en los últimos años; de hecho la afluencia de turistas en el verano hacia Santo Domingo pasa en parte importante por este sector.

Pero ¿qué hay de los vecinos?

En ese sentido, la junta de vecinos de San Juan Urbano, cuenta con una dirigencia que está motivada en lograr cosas para todos.

Así lo señaló la presidenta de la agrupación, María Soledad Schaaf Maldonado, quien en pleno taller de repostería, se dio el tiempo para dar a conocer lo que han hecho en estos meses.

“Nuestra idea es mejorar nuestra sede social y las dependencias que se encuentran junto a ella. Por eso postulamos al presupuesto participativo y afortunadamente logramos nuestro objetivo. Queremos crear nuestro propio salón de eventos en el que las mismas socias puedan ofrecer diversos servicios a los visitantes. Vemos que por aquí pasa mucha gente y entonces creemos que nuestro salón de convierte en una buena posibilidad de recibirlos, en un ambiente de campo con quinchos, cancha para deportes, estacionamiento, entre otros”, señala.

¿Y los vecinos apoyan esta iniciativa?

Fíjese que sí. Hay mucho interés porque esto se concrete y creo que vamos por buen camino.

En ese sentido, para el dirigente social es clave que la comunidad respalde su gestión…

Fundamental. Yo soy nacida y criada en San Juan, amo mi pueblo. Cuando hemos convocado a la gente hemos tenido respuestas, eso es importante. Antes quizás, no se daba, los dirigentes eran los únicos que asistían a las reuniones. Ahora es distinto, hay más ganas.

¿Claves serían a su juicio las claves para motivar a la comunidad para hacer cosas?

Lo más importante es tener el entusiasmo por servir a los demás. Me gusta ayudar a la gente, tengo iniciativa para crear cosas. Además, hay que estar dispuesta a colaborar en todo. A veces me he encontrado en medio de situaciones familiares de vecinos y hemos llegado a soluciones actuando como mediadora. Es valioso tener una buena relación con todos, con mucho respeto. Nunca he dicho no a nadie y cuando se puede ayudar, lo hago. No espero las gracias, sino la satisfacción de ayudar a mi pueblo.

¿Y cuando las cosas no se dan?

Hay que tener paciencia. Muchas veces me he encontrado con personas que no tienen ganas de hacer cosas, pero también con mucha gente que se compromete y esas rescato. Por eso, buscamos mantener las buenas relaciones con todos, lo mismo con las autoridades de la municipalidad o de la gobernación. Así hemos hecho cosas valiosas, las que la comunidad aprecia y al mismo tiempo las motiva porque se dan cuenta de que realmente hay soluciones.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Se ha producido un error en este gadget.

Buscar este blog