miércoles, 23 de septiembre de 2009

Dirigentes sociales sanantoninos: El empeño por motivar a los vecinos


Cómo lo hacen los líderes vecinales para lograr el respaldo de sus sectores, cuáles son los esfuerzos y costos que deben pagar para salir adelante. En San Antonio hay muchas personas que por “amor al arte” y a sus barrios, se la juegan por salir adelante

Hoy en día cuesta cada vez más encontrar personas que ayuden en forma desinteresada a los demás.

Puede ser agrupados alrededor de una iglesia, de un club deportivo, club folclórico o junta de vecinos, pero en cada uno de nuestros barrios sanantoninos hay líderes vecinales que sobresalen de los demás.

Son líderes que con la idea de colaborar por el bien comunitario decidieron asumir como presidentes, secretarios o coordinadores de alguna organización vecinal y que emplean su tiempo y dinero para motivar a sus vecinos para actuar en pos del bien común.

Cada uno de nosotros conoce a uno. Podrá ser bueno o más o menos, pero se nota que se la juegan por sus comunidades; por lo general, por “amor al arte” y poniendo de su tiempo y dinero para salir adelante.

Como decía, hay algunos buenos, otros que por ahí se han salido de la senda; eso sí todos tienen la idea de servir a los demás.

Sí, servir a los demás, pero no como otros que se postulan de servidores públicos conscientes del poder económico y del otro, que un cargo en altas esferas puede acarrear.

De esos hay muchos y la gente los conoce de sobra.

Me refiero a esos vecinos que se las llevan en reuniones en la sede social, que van casa a casa motivando a la gente para participar en una actividad en conjunto, en las murgas, en la celebración de Fiestas Patrias, del Día del Niño o de Navidad en el barrio.

Gente que tiene contactos a su nivel, que saben llegar a la autoridad más rápido que otros –sin ser apitutados o prepotentes-, que pese a la falta de tiempo, de espacio para sus trabajos personales, le dedican importantes horas a sacar adelante el proyecto de la plaza, de la multicancha, la sede vecinal, el muro de contención o la iluminación de una calle.

De esos que se la juegan porque la villa tenga las calles pavimentadas, que las veredas estén en buenas condiciones para que niños y adultos mayores puedan circular sin problemas; de los receptáculos para la basura en las esquinas, de las camisetas para los cabros chicos del club deportivo y un largo etcétera.

Hay muchos personajes anónimos para la mayoría de los sanantoninos que se dedican a motivar a los demás para salir adelante, historias de esfuerzo valorables y que en su medida se transforman en ejemplos que vale la pena resaltar.

Participación

Esta semana el municipio de San Antonio a través de la Dirección de Desarrollo Comunitario entregó documentos por un monto de 11 millones de pesos, correspondiente a los presupuestos participativos del periodo 2008 y que benefició a 6 proyectos presentados por diversas entidades vecinales de nuestra ciudad.

Camilo Namuncura Vásquez, decidió en un momento que tenía que hacer algo por la comunidad que lo recibió. Así buscó las oportunidades de colaborar con el mejoramiento del sector donde reside en la parte alta de Barrancas y luego se postuló como presidente de la junta de vecinos de la Villa Miramar, desde donde empezó a realizar gestiones para mejorar el entorno.

Es así como conoció la oportunidad de postular a los presupuestos participativos, instancia que otorga financiamiento a los vecinos para responder a las necesidades más urgentes de sus barrios.

Aunando los intereses de diversas entidades como Villa Las Cooperativas, Villa Italia, Villa Los Pinos, Movilizadotes Portuarios y Miramar, y junto a los respectivos dirigentes postuló un proyecto que involucró a un amplio espectro de personas, por lo que fue favorecido con los recursos.

Para el próximo año tienen pensado finalizar un muro de contención en villa Altos del Puerto, concretar el cierre perimetral de la multicancha de la villa Miramar y construir un velatorio en la parroquia San José de Calazans, entre otros.

Namuncura confía en que con el apoyo de los vecinos se podrá concretar estas iniciativas.

¿Cómo logra la participación de los vecinos?

La idea es presentar proyectos que sean lo suficientemente amplios y que respondan a las necesidades de los vecinos. Nosotros nos asociamos con varias juntas de vecinos, porque por sí solos no podríamos hacer nada, no seríamos beneficiados, pero si ese mismo proyecto es integrado por más personas el monto a recibir debería dividirse entre todos y seríamos igualmente beneficiados.

¿Cuál es la labor del dirigente social en ese sentido?

El dirigente pasa a ser un agente multiplicador de una propuesta inteligente para que realmente tenga opciones de obtener recursos. Hay que motivar a los demás, porque muchas veces uno se encuentra con gente que no quiere hacer nada o que ve que las cosas son complicadas. En ese caso les digo que las oportunidades están al alcance de la mano sólo hay que ponerle empeño. Y así hemos concretado la multicancha y a futuro esperamos cerrarla, mejorar las áreas verdes del entorno y por qué no, contar con iluminación. Además nuestro proyecto mayor es contar con una sede social completa.

¿Cuál es su motivación para entregar a los demás parte de su trabajo?

Como dirigente social me interesa que la comunidad esté bien, no tengo ninguna finalidad política, nada de eso. Me gusta mi sector y quiero que San Antonio tire “pa rriba” .

¿Y Ud. ve que eso no ocurre?

Me he encontrado muchas veces que los mismos vecinos pierden las oportunidades por desconocimiento o desinterés. Veo que en ese sentido hay mucha responsabilidad de los líderes, no están a la altura y eso desmotiva a la gente. Yo con este trabajo quiero devolverle a esta ciudad lo que me he ha dado.

¿Se siente reconocido en ese sentido?
Mire, uno no anda buscando los reconocimientos, me siento pagado cuando la gente se motiva con los proyectos para mejorar. Yo he ido puerta a puerta, llamando a los vecinos, motivándolos, ocupando el tiempo de mi familia, pero sabe, lo hago con gusto, porque me he dado cuenta que se puede mejorar. En ese sentido, cada uno de nosotros puede aportar; muchos dicen: “es que yo trabajo”, pero yo también… basta con dedicarle unas horas a la semana y se puede hacer mucho.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Se ha producido un error en este gadget.

Buscar este blog