martes, 15 de septiembre de 2009

Aloysse de Arruda, profesor de yoga: Conectando las energías del cuerpo

Aloysse de Arruda realiza sus clases los lunes y viernes, desde las 18 horas en calle La Marina 1671. Mayores informaciones a los fonos 287704, 09/8957613. Correo e mail: aloyssearruda@hotmail.com


Cuando Aloysse de Arruda llegó a San Antonio desde su natal Cuiaba en el estado de Mato Grosso, Brasil, estaba decidido a partir de cero… literalmente de cero.

Si bien su hermana Gilma estaba en nuestra ciudad, el desconocimiento del idioma y el trabajo que realizada, no lo llenaban del todo, el panorama se veía sombrío por las nuevas condiciones en las que se encontraba, la falta de afectos y por no acomodarse a una ciudad que le era extraña.

Quizás el hecho de no comunicarse adecuadamente –pro no manejar en forma correcta el español- lo hizo volverse hacia adentro, encerrase cada vez más hasta un punto en que buscó ayuda.

Y ésta llegó de la mano del yoga. Un dato de una persona lo llevó hasta las clases de yoga de Cecilia Aylwin en Santo Domingo, oportunidad en la que literalmente encontró un mundo nuevo.

Etimológicamente yoga significa unión, ya que la meta de esta disciplina es la unión de la conciencia con el principio absoluto. Es una ciencia empírica que purifica el cuerpo y la mente, liberándonos de todas las perturbaciones, una ciencia en donde ciertas personas han tratado de sondear los misterios de la mente, del intelecto, de las emociones, del sufrimiento y de la vida.

Esta actividad posee sus propios métodos y fundamentos que hacen que sea un amplio y completo sistema de desarrollo interior. Trabaja el cuerpo físico, las glándulas endocrinas, los órganos internos a la vez que busca conectar la mente inconsciente con la consciente y, según los conocedores, permite observar los patrones mentales. La finalidad de esta disciplina es ayudar a mantener el cuerpo sano, encontrar la felicidad tanto a nivel físico como a nivel mental y espiritual para sentirse realizados.

APRENDIZAJE

“Llevo 4 años en San Antonio, acá aprendí a hacer cosas a las que no estaba habituado. En mi ciudad Cuiaba tenía una empresa lechera y estaba encargado de ver el área de administración y manejar el negocio en sí. Con el tiempo las cosas cambiaron, debí cerrar y decidí venir a Chile. En los trabajos en que estuve aprendí a recibir órdenes y cumplirlas, no sólo a darlas. Hubo momentos complicados, cuando sólo pensaba en regresar. En esos instantes de sufrimiento comprendí que había otras cosas valiosas, entre ellas el yoga. Participé en talleres, conocí de cerca y después decidí especializarme”.

Así lo señaló Aloysse en un español mezclado con portugués. De una u otra forma se hace entender bastante bien, aunque considera que no tiene la fluidez que realmente quisiera.

Hoy como maestro de yoga Kundalini, conocido con su nonbre espiritual de Harchanan Sich (León que brilla con la luz del sol) pretende entregar a sus alumnos sanantoninos, todos sus conocimientos sobre esta disciplina y los beneficios de la reflexología. “Siempre creí que uno debe sufrir para empezar de nuevo. Eso fue lo que me sucedió en lo personal. Conocí ese lado que me llevó a ver la vida de otra forma. Mucha gente en Chile dice que tiene problemas, pero no es así, ellos mismos se los hacen. A través del yoga uno se da cuenta de que vive preocupado del día a día, estresado, sin conocerse a sí mismos. En el fondo uno no quiere aceptar que hay problemas consigo mismo”, cuenta.

“El yoga kundalini es una disciplina orientada a potenciar el bienestar en la persona: su salud, su equilibrio emocional, su equilibrio interno. Trabaja en los niveles físico, mental, espiritual. Se consigue a través de ejercicios físicos desarrollados por años, la respiración, la ciencia del sonido y del ritmo, ejercicios de concentración y meditación”, agregó.

¿Has percibido que la gente sabe de estos temas en San Antonio?

No se sabe mucho, pero hay interés de las personas por aprender. Fíjate que conmigo participan muchas personas de edad, preferentemente señoras; pero esta disciplina es para todos, niños, adultos, adultos mayores, etc.

¿Qué dudas existen?

Me llama la atención que algunos crean que esto tiene que ver con una especie de religión y no es así. Kundalini yoga es más que un simple sistema de ejercicio físico y es una tecnología universal y que no pertenece a ningún marco de creencias religiosas.

¿La base es la meditación?

Sí, como una forma de aquietar la mente, que en el fondo, es la que controla al cuerpo. En nuestras sesiones buscamos que el cuerpo controle a la mente, para descubrir lo que está pasando contigo, lo que estás sintiendo. Y cuando uno pasa por esto, hay un gran cambio en la vida, en la forma de ser y sentir.

Un cambio para mejor…

Eso es. Fíjate que muchas personas que sufren problema de alcoholismo, tabaquismo, estrés, angustia, han encontrado en el yoga una solución. Hay que atreverse a experimentarlo.

¿Los cambios son rápidos?

Mira, eso depende de las personas. Al principio no tanto, pero luego de 2 ó 3 meses uno se hace una idea de lo que es el yoga. Ahí se puede decir si le gusta o no, si es lo que esperaba o no, o si necesita otra variante de yoga.

¿Se ha avanzado en este tema en San Antonio?

Como te contaba, ha costado un poco, pero es la oportunidad de que las personas se conozcan a sí mismos a través del yoga para liberar la mente y cambiar su forma de ser.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Se ha producido un error en este gadget.

Buscar este blog