miércoles, 2 de septiembre de 2009

Innovación es lo primordial

Al principio Jeannette Farías y Ana Núñez no sabían de costura. Como apoderadas del colegio Espíritu Santo realizaron un taller de corte y confección con muy buenos resultados.

Así les permitió allegar importantes recursos al hogar.

Aprendieron la técnica de este trabajo y en el mismo establecimiento educacional tuvieron los primeros contactos para vender sus buzos, chaquetas de polar y otros.

Con mucha alegría vieron que sus productos tenían aceptación, que las clientas llegaban a sus casas a encargarle los trabajos y que se manejaban bien con los tiempos.

Responsabilidad fue la clave. Daban una fecha de entrega de los trabajos y realmente entregaban los productos terminados. Eso les ayudó para crear la confianza necesaria en sus compradores que vieron que realmente sus trabajos estaban al momento preciso.

Crecieron en el corte y confección, tocaron puertas donde podrían darles apoyo y después de mucho bregar, lo encontraron. “Postulamos al capital semilla, no nos resultó, pero no nos quedamos en eso y decidimos hacer un proyecto para el siguiente año, nos informamos y nos fue bien. Estamos dedicadas a crear prendas con protección contra los rayos ultravioletas que son de utilidad para empresas que trabajan con temporeras o para personas que están mucho tiempo al sol”, señaló Jeannette Farías.

Su socia en la empresa Protexuv, Ana Núñez, destacó que “para empezar en esto obviamente que se debe tener la confianza de la familia, el apoyo de ellos es fundamental en esto porque una pasa mucho tiempo en este trabajo en desmedro de la familia; además como mamá tiene que preocuparse de todas las cosas del hogar. En ese sentido, hay que estar pendiente de todo, pero a la larga da satisfacciones”.

Establecerse con todas los aspectos legales es el objetivo de estas emprendedoras. “Queremos tener todo en regla, eso nos permitirá emitir nuestras propias facturas y acceder a otras opciones. Ser verdaderas empresarias. Hay ocasiones –en el periodo de ingreso de los escolares- donde no damos abasto y debemos recurrir a otras personas; eso nos deja entrever que podemos crecer”, aseveró Farías.

Sobre cuáles son las claves para lanzarse al mundo laboral como independiente, ambas recalcaron en el trabajo duro. “Hay que ser perseverantes, responsables con los pedidos porque es la única forma de ganarse la confianza del cliente. Además hay que saber que hay ayudas para surgir, tienen que informarse y buscar esas opciones. Nosotros al principio fuimos a la municipalidad, de allí nos derivaron a otras oficinas. Al principio nos costó, no pensábamos que algo nos fuera a resultar. Seguimos en estos postulamos a Fosis, Prodemu y así concretamos varios proyectos que nos permitieron ganar en confianza y demostrar que realmente éramos capaces de hacer cosas”, dijo.

“Ser cumplidoras”, agrega Ana Núñez. “Eso demuestra nuestra capacidad para hacer las cosas. Al cliente no le importan tus razones para un atraso, hay que cumplir”, eso es lo fundamental.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Se ha producido un error en este gadget.

Buscar este blog