martes, 11 de enero de 2011

Hay mucho que hacer en tema de seguridad


Especialista del municipio, Esteban Hinojosa, indicó que tras el simulacro de tsunami quedaron muchas lecciones que deben ser aplicadas en nuestra zona para evitar situaciones de riesgo



Los cientos de sanantoninos que aquel 5 de octubre al mediodía se trasladaron hacia los cerros de la ciudad, fueron testigos del primero simulacro de tsunami que en forma masiva, se realizaba en nuestra ciudad.
La fuerte experiencia del pasado 27 de febrero dejó marcada en la memoria de todos los habitantes de este puerto, las salidas apresuradas de las casas, los atochamientos, el no estar prevenidos.
Por lo mismo, se hace cada vez más necesario estar preparados y uno de los principales aspectos es ver cómo reaccionamos ante una situación de emergencia.
Esta vez fue simulado, pero se acuerda de su reacción el 6 de marzo cuando se dejó sentir la réplica más fuerte el terremoto.
Eran las 11.39 horas de aquel día cuando una réplica de entre 7,2 y 6,9 grados Richter en la zona central generaron una alerta de tsunami entre la V y X regiones, además de la evacuación de edificios.
Fue el movimiento más fuerte que se sintió en la zona, y de no haber sido por el sismo del 27 de febrero, la magnitud alcanzada por el movimiento de marzo habría sido considerada un terremoto.
Según los datos del Servicio de Geología de Estados Unidos, el movimiento telúrico fue de 7,2 grados Richter y su epicentro estuvo en tierra, en la Sexta Región, 112 kilómetros al suroeste de Rancagua y a 35 kilómetros de profundidad.
El fuerte remezón pareció que fue sentido con mayor intensidad por todos, aún estaba muy fuerte el recuerdo del terremoto.
Por lo mismo, los sanantoninos salieron espontáneamente a la calle rumbo a la zona alta de la ciudad, pero fue la ocasión en que vimos a efectivos de seguridad por las calles avisando que se había decretado una alerta de tsunami.
Hubo pánico, algunas escenas de histeria y también personas que actuaron bien, afortunadamente la mayoría, pero también hubo de lo otro, gente que no sabía hacia dónde ir, qué hacer, cuál es la zona de seguridad en su barrio, conductores en actitudes temerarias, choferes de camiones generando atochamientos en las principales vías de salidas, etc.
Entonces ¿vale la pena estar preparados?
Por supuesto que sí. Y ese fue el punto principal de la actividad simulada efectuada en las principales calles de la ciudad.
Pregunta: ¿Sabe cuál es su zona de seguridad en caso de evacuación?
Mientras estemos preparados los riesgos se podrán minimizar los riesgos.

Misión cumplida

Para el encargado de Protección Civil de la Municipalidad de San Antonio, Esteban Hinojosa, el simulacro de tsunami cumplió con sus objetivos. “Las lecciones más importantes pasan primero, por el amplio respaldo de la ciudadanía, creemos que ese era uno de los puntos clave, que la gente supiera cuáles eran sus zonas de seguridad  y puntos de encuentro”, indicó.
Además, lo negativo “fue que muchos de las personas que evacuaron no llegaron a los puntos de encuentro predeterminados y tomaron vías de evacuación alternativas que representaron más peligro. Reitero, en cuanto a participación fue muy positivo, pero hay que mejorar definitivamente en el compromiso con el tema, pues muchos no lo tomaron en forma seria, caminaban muy lento de acuerdo a nuestras evaluaciones, hubo gente que se demoró 20 minutos en llegar a una zona de seguridad y en un terremoto real se demoraría 5”.
¿Hubo colaboración de los automovilistas?
En un principio se notó la baja en la circulación en las principales vías de San Antonio. Si bien es cierto no todos se plegaron, pues es voluntario, varios se adhirieron. 
¿Cuáles fueron las lecciones aprendidas?
Tenemos que tener ubicados los puntos de encuentro de cada establecimiento educacional, pues si bien los teníamos para la comunidad, cada colegio tiene los propios. Faltó además un poco de educación de tránsito, pues hubo casos donde los automovilistas no respetaron a quienes iban evacuando.
Me parece que también faltó mejor señalización de las rutas de evacuación, a pesar que hay señaléticas. ¿Se mejorará eso?
Esa es otro de los aspectos a mejorar. Faltan señales. La gente de San Antonio conoce las rutas, pero hay que estar bien preparados para los turistas y la población flotante que llega a la ciudad. Es un desafío como municipalidad.
¿Hay algún proyecto a corto plazo?
Estamos trabajando en eso. En los próximos meses instalaremos nuevos carteles de vías de ecuación y el próximo año, esperamos hacer un trabajo en conjunto con la Municipalidad de San Antonio y la Dirección de Tránsito de la comuna.
¿De todas las organizaciones que participaron, cuáles fueron las que marcaron más presencia?
Fue fundamental el apoyo de Carabineros, PDI, las Fuerzas Armadas y entidades de salud. Ellos están en el tema, pero hay que destacar la colaboración de los colegios y jardines infantiles, el sector comercio y portuario. También no olvidar Cuerpo de Bomberos, personal municipal, Cruz Roja, Defensa Civil, los radioaficionados, la red Victor y la Unión Comunal de Juntas de Vecinos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Se ha producido un error en este gadget.

Buscar este blog