martes, 4 de mayo de 2010

¿Por qué los sanantoninos no se vacunan?

Baja asistencia a los consultorios ha generado un retraso en el cumplimiento de los objetivos. Autoridades señalan que la próxima semana habrá una nueva distribución del medicamento para atender a toda la población objetivo.

La vacunación contra la influenza se realiza todos los años en abril y está dirigida a los grupos más vulnerables para esta enfermedad. La idea es prevenir el riesgo de las complicaciones y muerte por la enfermedad, entregando la vacuna en forma gratuita en todos los consultorios y postas rurales del país.
El impacto de la influenza no es menor, ya que a diferencia de otras enfermedades virales que han logrado ser controladas y erradicadas, ésta persiste sin control en todo el mundo. Sin embargo, la vacuna reduce entre un 50% a un 60% las hospitalizaciones y en un 80% la letalidad, por esta causal.
Así las cosas, en todo el país se ha llevado adelante este proceso, pero como reconocen las mismas autoridades regionales de Salud, el acceso de las personas ha sido más lento de lo esperado.
Razones para ello hay varias, una de ellas es una especie de desgano que afectó a muchas de las personas integrantes de los grupos objetivos, lo que coincidió con el periodo tras el terremoto del 27 de febrero, donde la gente le dio prioridad a otras cosas antes de asistir a los consultorios a inmunizarse.
Pero hay otro aspecto que fue gravitante en que a una semana del término de la vacunación poco más del 5 por ciento de los grupos de riesgo de San Antonio haya cumplido con el trámite; y dice relación con la serie de informaciones que informaban de supuestos efectos secundarios negativos de la vacuna.
Debido a esto, es que las profesionales encargadas de este proceso han efectuado un llamado, especialmente, a las madres de los niños de entre 6 y 23 meses, para que lleven cuanto antes a sus hijos al consultorio, ya que este sector de la población es el que presenta el porcentaje más bajo de inoculación: sólo el 0,5 por ciento.
"Nosotros vamos a seguir vacunando a pesar que los plazos se cumplan. Lo ideal es que la población más vulnerable reciba esta vacuna y que acudan al consultorio cuanto antes", señaló la enfermera del consultorio de la 30 de Marzo, Mónica Martínez.

¿Nociva?

La subsecretaria de Salud, Liliana Jadue, en su reciente visita a San Antonio, reiteró que la vacuna no es nociva y a la vez desmintió las informaciones que llegan a Chile sobre la inseguridad de la vacuna y sus efectos secundarios.
Pero el tema ha tomado vuelo en diversas esferas nacionales. En buen chileno, “se corrió la voz” rápidamente y hoy muchos dan crédito a estos trascendidos y por temor, no se vacunan.
Según una publicación en Diario Uno, “en nuestro país ya existe un grupo de ciudadanos que toma en serio la alerta internacional y está decidido a informar a la población. Se trata de la organización “Detengan la vacuna” que cuenta ya con un amplio material científico disponible para los chilenos a través de su página web y que respalda la decisión de varios países de rechazar la compra de la vacuna”.
“Los componentes de la vacuna para la influenza humana, es uno de los temas altamente cuestionados por la comunidad científica internacional, pues se trata de elementos de alta toxicidad y que, en ocasiones, podrían causar daños de gravedad e, incluso, la muerte inmediata, situación que ha ocurrido en Europa, aunque en un número muy bajo. Pese a que las manifestaciones y/o consecuencias futuras aún no han sido analizadas, de acuerdo al análisis de la fórmula ya han denominado a esta vacuna como “la vacuna de muerte lenta”.
“Cada dosis contiene Formalina, Polisorbato 80, producto que ha sido inoculado en ratones causándoles infertilidad y reacciones como migrañas, náuseas, trastornos digestivos, somnolencia, palpitaciones cardíacas, pérdida de cabello, asma, shock anafiláctico, incremento acelerado de diabetes, entre otras reacciones. Además de Fosfato de Potasio, usado como fertilizante, aditivo de comidas y fungicida”.
Volviendo a la subsecretaria de Salud Jadue, ésta señaló a diario El Líder que “estamos todos preocupados porque la epidemia ya está en Chile y la población está concurriendo muy lentamente a los consultorios a vacunarse. En estos momentos tenemos dos millones de dosis colocadas, las vacunas están disponibles en los centros de atención, por lo que seguimos haciendo el llamado a la población para que acuda a atenderse para que pueda recibir la inmunización. La red de salud está debilitada este año y por eso, mientras antes puedan concurrir es mejor, porque la inmunidad toma alrededor de 10 días en establecerse”.
Una serie de informaciones negativas respecto de la vacuna han circulado entre la población objetivo, ¿fue determinante en la poca concurrencia a los centros de salud?
Puede ser, ha habido comentarios negativos respecto de la vacuna. No los entendemos muy claramente, este es un proceso que se ha hecho todos los años.
¿La vacuna produce efectos secundarios negativos?
El producto es de la mayor calidad. Nosotros queremos proteger a la población, nunca hemos comprado elementos desconocidos. Esta vacuna es segura. Yo creo que el tiempo nos ha jugado en contra; creo que la gente piensa que aún está en el plazo para vacunarse. Pero el llamado es a protegerse ahora.
¿Por qué surgieron esta serie de comentarios?
Siempre hay campañas en contra de las vacunas, eso no es novedad, pero no comprendemos mucho la reacción de la población y seguiremos haciendo el llamado, se va a ampliar la disponibilidad de la vacuna durante mayo.
¿Ha habido problemas con la distribución del medicamento?
Hay un problema de gestión local. Este año la campaña tuvo varias etapas nuevas y distintas. Hubo un manejo diferente de la información y de la distribución. La compra original de la vacuna se incrementó, fueron hechas antes del cambio de Gobierno. Nosotros compramos más dosis posteriormente y eso ha provocado algunos problemas de gestión dentro del nivel local. Este año están funcionando cámaras de frío en una serie de lugares; entonces, en un centro en particular las vacunas no están, pero en la región en general están disponibles. Estamos bien preocupados de este tema, bastante encima, esta semana se distribuirá un millón más de dosis y viene en camino un millón 200 mil dosis más.
¿Hasta cuándo se mantiene la campaña?
La idea es hasta que todos los susceptibles estén protegidos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Se ha producido un error en este gadget.

Buscar este blog