lunes, 17 de mayo de 2010

Pérdida en el mar

Recientemente la vida de Ana González tuvo un vuelco dramático. En un accidente en el mar, falleció su pareja con quien compartió los últimos 25 años.
Sin duda un golpe fuerte que no se esperaba para nada. Si bien sabía que el trabajo del hombre era complicado y arriesgado, no pensó que sus días podían terminar de esa manera.
Hoy cuenta que está poco a poco saliendo adelante, lo cual no es fácil porque era parte importante de su vida y hacían todo juntos.
“El era muy conocido en el sector donde vive en la parte alta de Bellavista y muy querido por los vecinos. Para mí fue una pérdida tremenda, más aún cuando no pude velarlo. Cuando me avisaron no lo quería creer, pensaba que era un trabajo seguro y cerca de la casa, aunque a veces igual me preocupaba por los riesgos que podía correr. El había tenido dos accidentes, nunca había llegado a mayores, ni siquiera pedía licencia”, indica.
Así las cosas hoy al ver el mar de San Antonio, lo ve con otros ojos. “Me da miedo. Ahora quedé sola, era mi pareja y compañero, pero debo seguir adelante. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Se ha producido un error en este gadget.

Buscar este blog