miércoles, 14 de abril de 2010

Trabajo complicado, pero hay que hacerlo


Paola Chevasco, del Centro de Protección de Llo Lleo concuerda con el tema de la falta de responsabilidad de los propietarios de canes.

“Falta cultura en el cuidado de las mascotas. Acá se han dado muchas opciones para que los dueños operen a sus perras y así evitar el aumento de la población canina. No sabemos qué pasa que no hay respuesta. De esta forma las perras entran en celo, tienen sus cachorros y lo primero que hacen es venir a dejarnos los perritos acá. De hecho, un vecino cercano dice que nosotros somos un basurero de animales, porque toda la gente viene literalmente a botar sus mascotas. No hablamos sólo de perros de la calle.

¿Uds. como amantes de los animales están moralmente obligados a recibirlos?

Claro, no podemos evitarlo. Lamentablemente vienen a dejar muchos cachorros, algunos en buenas condiciones, otros enfermos y que contagian a los demás. Entonces debemos realizarles tratamientos médicos y eso es un gasto más.

¿Cómo está el tema de los ruidos, malos olores se han suavizado los conflictos con los vecinos?

Al principio teníamos problemas, pero estamos permanentemente tratando de evitar problemas a los demás. Utilizamos una cantidad increíble de cloro día a día, y si consideramos que son pocas las personas que nos colaboran, imagínese.

¿Cómo se puede colaborar con la institución?

Tras el terremoto quedamos muy dañados, se nos cayeron todas las panderetas de la parte trasera de la casa y por ahí salieron varios animalitos. Lo que necesitamos en estos momentos son materiales de construcción para proceder a levantar nuevamente esos cercos. Además siempre necesitamos artículos de limpieza: cloro, desinfectantes, alimentos para perros y gatos. Algunas personas nos han dejado pequeñas donaciones, hace poco estuvo María Eugenia Larraín que nos dejó algo de alimento, pero al mismo tiempo tras el terremoto hemos ayudado a vecinos –incluso de Cartagena- que tienen muchos animales y que les entregamos asesorías. A muchos le hemos repartido lo poco que tenemos. Somos la única protectora que tiene animalitos albergados. Es bien ingrato este trabajo, pero jamás hemos dejado de atender a los animalitos por falta de dinero.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Se ha producido un error en este gadget.

Buscar este blog