viernes, 29 de mayo de 2009

En busca de sanación... y relajación

“Siento como sube el rodillo por mi espalda masajeando mi columna vertebral… uufffff, duele un poco, pero bueno, hay que aguatarse nomás”.
“Ahí baja de nuevo, aaahhhhhh… se queda un momento en el área cervical y desciende lentamente hasta llegar a la zona lumbar y uuuhhhhhh, ahhh…”
Es cierto, la sensación de las camas masajeadoras produce una sensación de relajación, pero hay que confesar que al principio duelo un poco.
Sí, un poco, no como cuando a alguien le duele una muela, pero sí, como si le golpearan la espalda.
Lo comprobé en persona.
Fui al Centro Corporal "Victoria", que ubicado en Llo Lleo 171para conocer para qué sirven las camillas termomasajeadoras con piedras de jade, más conocidas como “camas calientes”.
Quien atiende el establecimiento es Lutgardo López Herrera, uno de los fieles seguidores de esta técnica de masajes con la cuela tuvo una experiencia personal de sanación y que lo llevó a tener plena fe en que a través de este sistema se puede mejorar el funcionamiento de los órganos en general.
“La camilla ayuda a estirar la columna permitiendo que los discos mantengan sui tamaño y forma, ya que si conseguimos tener una columna bien alienada por consiguiente obtendremos un mejor estado de salud y bienestar en general”, señala.
Agrega que la espina dorsal es el pilar del cuerpo humano, Está conectada con las actividades del cerebro, de los órganos internos, de los músculos, de los nervios. La espina dorsal es una columna de los huesos llamados vértebras. Cuando se tuerce la espina, se presionan los nervios y consecuentemente, todos los órganos controlados por esos nervios, no realizarán su función adecuadamente. La terapia principal de la camilla todoterapia es corregir la vértebra torcida y normalizar las funciones de los órganos, internos y nervios”.

A la cama entonces…

“Veamos… acomódese aquí. La camilla realizará un masaje desde la parte baja de la columna hasta la cabeza, además tiene a su disposición un aparato con piedras de jade que se calientan y que puede aplicar en cualquier parte de cuerpo donde tenga una dolencia”, dice Lutgardo López.
Ya, me recuesto y poco a poco la camilla entra en funcionamiento. Es rara la posición, como que uno queda con la cadera más alta que los hombros, entonces el rodillo de piedras de jade empela toda su fuerza para trabajar la espalda.
Ahhhhh. Uuhhhhhh… Provoca algunas molestias ¿será cosa mía? Con algo de música adecuada se logra un estado de relajación donde el masaje se puede apreciar mejor. Al final de 20 ó 40 minutos el cuerpo está relajado y no dan ganas o quizás no se puede dejar fácilmente la camilla.
¿Es para volver?
Sí, es para volver.
¿Es recomendable?
Por supuesto, aunque personas que tengan dolores muy fuertes, deben preguntar antes.
López señala que “está comprobado que estas terapias pueden ser muy beneficiosas para casos de dolores cervicales, lumbagos, artritis, dolores reumáticos, ciáticas, estrés, ansiedad, cefaleas, insomnio, etc. Lo he comprobado aquí con los pacientes que siempre regresan, ellos han visto los resultados y se sientes agradecidos porque con otras terapias no han obtenido efectos”.
¿Es cosa de fe?
“Hay que tener fe por supuesto, como en todo tipo de cosas. Uno puede optar a diversos tipos de masajes con estas camillas, alinear las vértebras de la columna y comprobar los beneficios”, dice confiado López.

Relajación ante todo

El preparador físico Sergio Gutiérrez Dinamarca se especializó en el tema de salud y dentro de esa fase conoció los masajes de relajación como una herramienta efectiva para el combate del estrés.
“Comencé este trabajo con personas comunes y corrientes, además de algunos deportistas que necesitaban un masaje a domicilio para superar cuadros de estrés prolongados además de algunas dolencias físicas producto de la actividad que desarrollan en forma habitual. Me he encontrado con ambos tipos de problemas, los físicos y los sicológicos, ambos tienen maneras distintas de abordarse a través de masajes localizados que han dado muy buenos resultados”, señala.
La gente se comunica con Sergio Gutiérrez al fono 7-6277730. “Hago tratamientos de relajación a domicilio. Hoy en día es común que la gente de San Antonio tenga este tipo de problemas, por la presión en el trabajo, por la mala postura en las oficinas al estar frente al computador o ante un escritorio, etc. Hay muchos dolores musculares que pueden ser tratados. Lo más común son en el cuello, los hombros, en la zona lumbar y cervical. Los masaje son tan efectivos que la persona se relaja completamente y es habitual que se duerman durante las sesiones”.
Consultado respecto de la técnica que emplea dijo que “se crea todo un ambiente que tienda a la relajación, con aceites especiales para que se puedan desconectar. Se trabaja con las manos y los antebrazos en las diversas partes del cuerpo, con un golpeteo y amasamiento de músculos. Lo importante es que la persona esté relajada para trabajar adecuadamente”.
“Estos tratamientos son recomendados para todo tipo de personas, pero particularmente me he encontrado con personas desde los 27 hasta los 50 años de edad que son los que tienen una mayor carga laboral y jornadas de trabajo muy largas. Ellos han encontrado solución y eso comprueba que los masajes son efectivos”, aseveró.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Se ha producido un error en este gadget.

Buscar este blog