miércoles, 20 de mayo de 2009

Acciones pensadas en la seguridad


Un considerable aumento en las ventas ha registrado en nuestra ciudad las sillas de bebé para autos.

La situación no llamaría la atención sino fuera por la ley del transporte de niños menores de 4 años en estos adminículos.

Una situación no menor si se considera que estos implementos tienen un costo superior a los 25 mil pesos, y eso si tomamos en cuenta las sillas de menor calidad, porque con características superiores el precio sube fácilmente a más del doble.

Y qué pasa si Ud. tiene 2 ó 3 niños menores de 4 años. Fácil, tendrá que disponer de 2 ó 3 sillas. ¿Qué opina?

Pero esa es la parte económica, porque si nos atenemos al espíritu de la ley, estaremos en frente de un cuerpo legal que tiende a preocuparse de la seguridad de nuestros propios hijos. Desde ese punto de vista, vale la pena poner atención.

Entonces, siga leyendo.

 

La ley

 

El 10 de diciembre de 2005 se modificó la Ley de Tránsito 18.290. Dentro de los principales cambios se encuentran los realizados al artículo 79 en lo referido al uso de cinturón de seguridad y elementos de retención (ER) como son las sillas para niños.

El uso de cinturón de seguridad será obligatorio para los ocupantes de los asientos delanteros y para los ocupantes de asientos traseros de vehículos livianos, definidos por el decreto supremo Nº 211, de 1991, del Ministerio de Transportes y Telecomunicaciones, cuyo año de fabricación sea 2002 o posterior.

En los servicios de transporte de pasajeros en taxis, cualquiera sea su modalidad, la responsabilidad del uso del cinturón de seguridad recae en el pasajero, salvo que dicho elemento no funcione, en cuyo caso será imputable a su propietario.

Se prohíbe el traslado de menores de ocho años en los asientos delanteros en automóviles, camionetas, camiones y similares, excepto en aquellos de cabina simple.

Los conductores, serán responsables del uso obligatorio de sillas para niños menores de cuatro años que viajen en los asientos traseros de los vehículos livianos, de acuerdo a las exigencias y el calendario que fijará el reglamento. Se exceptúan de esta obligación, los servicios de transporte de pasajeros en taxis, en cualquiera de sus modalidades. Los vehículos de transporte escolar deberán estar equipados con cinturón de seguridad para todos sus pasajeros y su uso será obligatorio en todos los vehículos cuyo año de fabricación sea 2007 en adelante.

Contravenir esta disposición constituye una infracción grave, que se sanciona con una multa que va entre 1 a 1,5 UTM, lo que equivale en pesos a $32.000 Y $48.000.

 

Fiscalización

 

La fiscalización es tarea de Carabineros, pero también de los inspectores municipales y fiscales.

El capitán de la Primera Comisaría de Carabineros, Jorge Durán, señaló que “en San Antonio se realiza la fiscalización del cumplimiento de la ley, pero no es algo específico de ello, sino que forma parte de todo el trabajo que realiza Carabineros en la ciudad. Es algo normal, pero se han entregado instrucciones para que los funcionarios estén atentos a esta situación”.

¿Ha notado un aumento del uso de las sillas de bebé?

En los primeros días que este artículo se hace obligatorio, se ha visto un mayor uso. Pero hay que dejar una cosa en claro y es que los automovilistas deben comprender que más que el respeto a la ley, lo que se busca es que se le brinde más seguridad a los niños. Ese es el punto.

¿Qué sucede con los transportes escolares?

Si bien se estima que estos transportes no llevan niños menores de 4 años, lo ideal sería que la eventualidad de hacerlo, cuenten con las sillas. Hay excepciones en todo esto, como los taxis y los automóviles anteriores al 2002. En todo caso, es recomendable que los conductores tengan estas sillas por seguridad.

¿Han cursado partes por esta situación?

Hasta ahora no ha habido, pero siempre se está atento.

 

Las ventas

 

Al parecer los chilenos y obviamente los sanantoninos, reaccionan cuando se les golpea el bolsillo.

Ocurre que la ley determina sanciones para quienes sean sorprendidos llevando niños menores de cuatro años en los autos sin la silla correspondiente y como las multas salen tanto o más caro que las mismas sillas, entonces es preferible comprarla y evitar problemas.

Paola González, jefa de sección en Tiendas Javer contó que “se ha notado el aumento del interés por comprar y preguntar acerca de estas sillas. Obviamente la gente lo hace porque si no las tienen le pueden pasar un parte”.

Indicó que “tenemos variedades para todas las edades, de marcas reconocidas y con todos los elementos que por reglamentación se exige en estos casos”.

En tanto, en tiendas DIN, el vendedor Samuel Soto, manifestó que “poco a poco la gente pregunta más; a diferencia de lo que era antes, cuando sólo escasas personas se preocupaban del tema, como que no le daban mucha importancia”.

En cuanto a qué deben considerar los padres al momento de evaluar la compra de una de estas sillas que bordean los 50 mil pesos de costo, indicó que “primero que todo que sean las sillas adecuadas al peso del niño, luego que tengan las medidas de seguridad correspondientes y que sea de buenos materiales. Hay sillas para menores de 4 años de edad y unas butacas con alzador y apoya cabezas para niños mayores; en ese sentido, hay que considerar varios aspectos”.

De una opinión similar es la vendedora Evelyn Soto, de tiendas Corona. “Acá trabajamos con las marcas más conocidas de este producto y por lo tanto, se asegura una buena calidad”.

“En esta semana han aumentado considerablemente las ventas por el tema de que es obligatorio por ley el tener esta silla. Creo que la gente se ha interesado en el aspecto de seguridad”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Se ha producido un error en este gadget.

Buscar este blog