lunes, 4 de mayo de 2009

Centro Cultural, Social y Recreativo Litoral Arte: unidas para surgir


Las tardes de la escuela Las Dunas se han transformado en una sala de clases para un grupo de sanantoninas que tiene todo el entusiasmo por surgir y crecer en el desarrollo de nuevas técnicas.

Se trata del Centro Cultural, Social y Recreativo Litoral Arte, entidad que a través de un proyecto aprobado por el Servicio Nacional de Capacitación y Empleo –Sence-, desarrolla un taller de Vitrofusión y Bisutería en vidrio a cargo del ente ejecutor CET a través de la profesora Cecilia Puelma.

Es en este establecimiento educacional donde estas dueñas de casa tienen su centro de operaciones, que hoy en día busca convertirlas en artistas de esta técnica del trabajo del vidrio.

Pero esta no es la primera vez que estas emprendedoras se capacitan; anteriormente y con singular éxito, realizaron un curso de mosaicos que a través de esta capacitación pretenden complementar para tener una actividad que les permita allegar recursos a sus hogares.

Del empeño y entusiasmo por aprender da cuenta la profesora Cecilia Puelma. Ella saca adelante este taller de 200 horas cronológicas que dejará a estas artesanas capacitadas para realizar destacados trabajos en vidrio.

“Esta es la primera  vez que realizo una capacitación de estas características; siempre había organizado cursos en mi taller, pero para un grupo mucho más reducido. Aquí me encontré con 15 personas con unas ganas inmensas de aprender y que en corto tiempo han podido desarrollar labores muy destacadas. Eso me motiva y a la vez me alienta a seguir con esto porque se ven los resultados”, destacó.

Cecilia Puelma cuenta con una amplia trayectoria de más de 13 años en vitrofusión en su ciudad de residencia Viña del Mar, además de haber tenido experiencias en Europa donde logró captar la escencia de esta disciplina, que crea verdaderas obras de arte a través del vidrio fundido con pigmentos de colores.

La profesora indicó que “aquí las señoras comenzaron con lo más básico, desde el cortado del vidrio y el diseño de los moldes, partiendo desde la realización de un muestrario básico de pigmentos, hasta elementos bien elaborados que denotan un manejo de la técnica. Esto es muy completo y estoy muy contenta porque ellas lo han valorado”.

 

Para crecer

 

Araceli Arnau es una de las integrantes de este grupo que ha sabido salir adelante. “Soy mosaiquista y este taller me ha servido bastante para complementar lo que ya realizo. Ha sido muy valiosa la presencia de la profesora porque sabe y tiene mucha calidad. Con este grupo ya hemos participado en varias exposiciones como el Litoral de los Poetas, la Exporural de Santo Domingo y otras. Espero que en un par de semanas pueda mostrar lo que hago a través de una exposición en una galería de Llo Lleo”.

“Para nosotros esta es una fuente de ingresos. Nunca está demás aprender algo nuevo y si eso lo puedo unir a lo que ya sé, es mucho mejor”, aseveró.

De la misma idea es Mariana Fajardo Ross, otra de las integrantes del Centro Cultural, pues “este taller me sirve bastante. Yo tengo experiencia en la técnica del mosaico a través de reproducciones de Guayasamín y sin duda aprender el vitrificado es muy interesante; eso le da un valor agregado a lo que hago. Afortunadamente en esto tengo el apoyo de mi familia, mi esposo está muy contento porque yo haga esto”.

 

Seguir adelante

 

Una de las personas que coordina la organización de este grupo es su presidenta Patricia Apablaza, quien señaló que demoraron casi 2 años para que se les aprobara este proyecto. “Realizamos varias gestiones en diversas instancias para que nos resultara este proyecto, postulamos al Sence con la idea de no quedarnos de brazos cruzados y tener la oportunidad de surgir. Afortunadamente nos resultó y hoy estamos felices aprendiendo esta técnica”.

La representante del grupo dijo que “queremos dar a conocer lo que realizamos, mostrar lo que somos capaces de hacer; en eso estamos pensando ahora y ojalá tengamos esa opción. Junto con lo anterior, también seguiremos en las gestiones por contar con un horno que nos permita hacer nuestro trabajo con mayor facilidad. Hoy en día no contamos con este artículo fundamental para realizar los trabajos, principalmente por un tema de costos, ya que se trata de algo caro que supera los 450 mil pesos…. Estamos hablando de palabras mayores, pero no perdemos la ilusión de que algún día podremos tenerlo”.

Por lo pronto, estas sanantoninas comparten el tiempo de su hogar, de sus familias, esposos e hijos con la capacitación, siempre teniendo en mente el estar bien unidas para surgir.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Se ha producido un error en este gadget.

Buscar este blog