miércoles, 29 de abril de 2009

Hay que recuperar el tiempo perdido


Tras pensarlo un momento Josefina decidió volver al gimnasio.

Habían pasado muchos años desde la última vez que realizó actividad física en forma regular y pensó que ya era hora de hacer algo por ella misma. Ya basta de estar encerrada en la casa.

Pero tenía sus dudas.

¿Habrá otras personas de mi edad practicando gimnasia? ¿Seré muy vieja? ¿Tendré mucho peso? ¿Cómo me veré en buzo y zapatillas después de tanto tiempo?

Preguntas que decidió obviar, más aún cuando una amiga suya el comentó que en el gimnasio José Rojas Zamora –más conocido como Montemar- se brinda un taller donde van mujeres de todas las edades a practicar deporte, y lo que es mejor: gratis.

Y así empezó, con algo de vergüenza en un principio, pero con mucho entusiasmo después, además del serio compromiso de no claudicar pese al dolor en las piernas y en el abdomen producto de las jornadas de step, skiping y aerobox.

Josefina no es la única, así como ella, son más de 40 las dueñas de casa, mujeres que trabajan fuera de su hogar y jóvenes que tomaron tal determinación y hoy se ven felices en el taller de “Gimnasia entretenida” que realiza la instructora Margarita Herrera, en el marco del programa de deportes de la Municipalidad de San Antonio.

 Uno, dos, uno, dos, uno, dos

 Al ritmo de la música las sanantoninas siguen las órdenes de la instructora manteniendo la coordinación. No es fácil, porque la primera parte es de aproximadamente 30 minutos sin parar.

Con años de experiencia en este tipo de actividades Margarita –que curiosamente es más conocida como Magaly por sus alumnas, pese a que no es su segundo nombre-, le pone ritmo y exigencias a la actividad.

“Tenemos aproximadamente a 40 mujeres de entre 20 y 60 años en este taller. Nos juntamos los lunes, martes y jueves de 15 a 16 horas en una actividad que es libre para la comunidad, por lo que aquellas señoras que están indecisas y que no han tomado la determinación, pueden acercarse; les aseguro que no se arrepentirán pues en el corto tiempo sentirán los beneficios”, señala.

¿Cómo ayuda a las señoras esta actividad?

El beneficio es mucho, pues mejoran en salud, autoestima y coordinación. Hay muchos detalles que van mejorando con la práctica deportiva habitual.

¿La edad es una limitante?

No, no hay edad para esto. El municipio brinda talleres de acuerdo a las edades de las personas. Yo trabajo con señoras de 60 años y aún más; pero claro, varío la intensidad dependiendo de cada una de ellas.

¿Cómo responden?

Muy bien. Uno va observando a quienes participan y entiende que no todos pueden trabajar con la misma capacidad. En la clase veo y corrijo el trabajo que se realiza.

¿Al final esto es como una terapia?

Así es, hay varias que estaban en sus casas trabajando y ahora ven una oportunidad de distracción. Tenemos proyectos a futuro. La idea es tener alguna actividad recreativa, para que la gente se pueda conocer mejor y fomentar el compañerismo y la amistad que también es importante. Así es que las que quieran venir, están las puertas abiertas, sólo tienen que tomar las decisión, acá se las recibirá de la mejor manera. 

La alumna aventajada

 Isabel Cornejo lleva más de 12 años haciendo gimnasia en los programas que se dictan en el gimnasio Montemar.

Ella es un ejemplo de la motivación que tienen las señoras por practicar deporte, no importa la edad, sólo las ganas.

“A mi me ha servido muchísimo venir a la gimnasia, me siento más activa, con más ánimo. Al principio vine para combatir el sedentarismo, pero después me fue gustando y al final se transformó en un hábito que me ayudan a enfrentar las cosas de la casa de otra manera”, dice entusiasmada.

Isabel es una de las colaboradoras de la instructora Margarita Herrera, pues motiva a las “chiquillas” a seguir adelante, a no detenerse durante los ejercicios. “Yo le dedico tiempo al deporte, para mí ya no es sólo diversión. Al principio lo pensé harto, por mi peso y mi edad, pensé que no lo iba a lograr. Ahora es todo distinto, me hice el hábito y estoy muy contenta”.

Con mucho entusiasmo señala que “las personas deben aprovechar de venir a hacer gimnasia, ya que la municipalidad los hace gratis. Ojalá este proyecto siga mucho tiempo más, porque junto con el deporte uno recibe mucha amistad. Yo les digo que vengan sin dudar”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Se ha producido un error en este gadget.

Buscar este blog