martes, 31 de marzo de 2009

El hombre que se alimenta de fútbol


Hernán Godoy es una de esas personas con las que se puede hablar de fútbol durante todo un día… Pues este hombre de experiencia que viene a entregar toda su impronta a los jóvenes del San Antonio Unido, también puede ser conocido como el hombre de las mil y una historias.
Es que en el fútbol las ha pasado todas, como jugador y luego como técnico. Desde jugar en potreros hasta los mejores estadios del mundo y como DT de estar en la banca de Audax Italiano peleando palmo a palmo el campeonato Nacional de la Primera División hasta dirigir a un desconocido equipo en la exótica Indonesia.
De ser un constante invitado a los programas peloteros para analizar el momento del fútbol, hasta verse entreverado en un conato con un informador de cancha en el sur, donde incluso terminó en la comisaría.
Además, de trabajar con jóvenes e inexpertos futbolistas hasta mañosas figuras que se las saben todas. Una larga lista donde sólo por nombrar algunos se encuentran Gabriel Mendoza, Juvenal Olmos, Salvador Cabañas, 
En cuanto a equipos, más económico sería enunciar los clubes en los que no ha estado –curiosamente los llamados grandes-, pero sólo por nombrar, anote: Audax Italiano, Iquique, Santiago Morning, Wanderers, San Felipe, Iberia, Puerto Montt, Fernández Vial, Arica, Trasandino, Unión Quilpué, San Luis, Deportes Concepción, Naval, entre otros,
Esa experiencia han hecho de para los jóvenes que integran el plantel lila sanantonino, sea una buena oportunidad de conocer más del deporte de sus amores, de la boca de alguien que las ha visto todas.

Nuevo desafío

¿Cómo asume esta nueva etapa en San Antonio?
De muy buena manera, ya antes había estado acá y ahora regreso debido a una solicitud que me hizo Miguel Nasur, para acompañara Mauricio Pozo. Si a futuro me dice que vaya a otro club, así lo haré.
¿Siempre ha sido un formador, le acomoda en este periodo como DT?
Toda mi vida he sido así. Siempre le he dado tiraje a la chimenea. Estos planteles son jóvenes y todos quieren sobresalir. Hay que verlos y perfeccionar sus condiciones.
Con tantos años de trayectoria, usted realmente se alimenta de fútbol…
Exactamente, me levanto y me acuesto con el fútbol, voy a los estadio los fines de semana, en el ámbito profesional y amateur. Voy a las canchas, asesoro con mi “ojo clínico” a entrenadores jóvenes, mi sola presencia motiva a la gente en los estadios.
¿Y eso lo siente en el día a día en la calle?
Sí, gracias a Dios. Fíjate que a donde voy me encuentro con gente que me dice: ¡grande, profe! ¡No te mueras nunca! Todos por igual, los hinchas de la U y Colo Colo, por igual. Me dicen que los dirija y todo eso…
¿Y se puede dar?
Difícil, porque el fútbol chileno siempre pone el ojo en el extranjero. Se valora más lo de afuera y aquí hay gente que ha dado muestras de resultados como Jorge Garcés y José Sulantay. Hoy en día uno ve que no se hace un trabajo multidisciplinario, eso es lo que hace falta. No se hace fundamentalmente por la parte económica. Aquí se busca la persona que sea mentolatum y eso le hace mal al fútbol chileno.
Hernán Godoy critica la actitud de ciertos entrenadores que se enfrascan en disputas personales a través de los medios, como fue recientemente el entrevero verbal de Marco Antonio Figueroa con Nelson Acosta. El “fantasma” cuestionó la validez de los resultados del calvo estratega evertoniano.
Godoy fiel a los viejos códigos futboleros señala que “eso no está bien. Como decimos nosotros, la ropa sucia se lava en casa, de hombre a hombre, de frente y no por loa diarios. La intimidad del camarín no debe ser vendida al exterior, con celular apagado”.

El otro lado

Godoy tiene una imagen del fútbol, reconoce que tiene el balón entre ceja y ceja, pero se da sus espacios para él mismo.
La familia tiene un lugar importante, pero se da un tiempo para las cosas que le cambian el switch. 
¿Cómo deja de lado la vorágine del fútbol?
Trato de hacerlo. Me gusta cocinar, soy bueno para eso, me encanta. Preparo de todo, mi especialidad son las pastas, con salsa Alfredo, a la italiana, con mariscos. En todos los clubes que he estado me cansé de hacer asados, tengo una buena mano para el pollo al limón. Ocurre que cuando me inicié como jugador debí arreglármelas solo. Lo mismo cuando salí al extranjero, Imagínate las cosas que probé e hice en Centroamérica o Indonesia. Comí hasta tortuga… (ríe)
¿Qué le falta por conocer?
Me falta la Muralla China, Egipto e Israel. El resto gracias al fútbol lo conozco todo. He estado en tantos lugares y todo es por este deporte.
Por ahí intentó también incursionar en el mundo de los negocios…
Sí, pero no es lo mío. Se lo dejé a los familiares. No funcioné en eso.
Y ahora incluso está en un programa de televisión.
Así es, ja,ja. Estoy en los coros del Rafa Araneda.
¿Y canta?
Ja,ja, sólo en la ducha. Me pidieron que colaborara con el Sindicato de Futbolistas y estoy dispuesto. No quería y ahora ya estoy en estoy y junto con el Pollo Véliz somos los más veteranos, por no decir los más viejos. En el grupo hay 9 jugadores que dirigí en distintas etapas, me respetan y apreciar y eso me deja tranquilo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Se ha producido un error en este gadget.

Buscar este blog