lunes, 30 de marzo de 2009

El corazón está en riesgo


Cada cierto tiempo nos enteramos de que algún deportista fallece debido a un ataque fulminante al corazón. La situación es preocupante por cuanto nadie se espera encontrarse ante una situación similar, mucho menos la familia. Pero hay patrones que se van repitiendo en cada uno de estos casos: sobrepeso, sedentarismo y exigencia repentina. Se trata de los típicos deportistas de fin de semana. Aquellos que de lunes a viernes trabajan en oficinas o en labores sin mayor exigencia física y que el domingo están de corto en las canchas dispuestos a correr 90 minutos en una cancha de 100 metros o toman la raqueta para creerse los “Chino” Ríos de San Antonio.

Estos “deportistas” se caracterizan porque compensan los sábados o domingos el sedentarismo de la semana.

Su rutina, según los médicos, puede resultar, a lo menos, complicada.

Por lo mismo quienes desde un tiempo a esta parte hemos optado por volver a hacer ejercicio -después de mucho tiempo ,como la mayoría de los chilenos- debemos comenzar de a poco y paulatinamente.

Además quienes tengan antecedentes cardiacos o de familiares con ciertas enfermedades específicas, deben extremar las precauciones.

Recientemente el mundo del fútbol amateur de San Antonio se vio golpeado con el fallecimiento de Luis Berríos Galleguillos, jugador del Octavio Galleguillos, quien tras disputar un partido de fútbol comenzó a sentir un fuerte dolor en el pecho, que finalmente le provocó la muerte.

Este caso se suma a lo acontecido con el joven de Jonathan Jeria Véliz, de 19 años, quien falleció de un infarto, tras participar en un partido de fútbol junto a sus amigos en agosto del año pasado.

Pero eso no es todo, está lo sucedido con Joel Espejo, de 49 años, quien perdió la vida mientras jugaba a la pelota en la cancha de Huracán. O la trágica muerte que encontró el arquero sanantonino, Sergio Armando Pereira Correa de 46 años, luego de sufrir un paro cardiorrespiratorio, mientras disputaba el encuentro entre Club Deportivo Lagunillas y Estrella de Chacabuco de Casablanca.

También hace unos años falleció el futbolista de Río Maipo, Carlos Serrano Malhue, quien sufrió un paro cardiorespiratorio debido a la repentina y alta exigencia física.

Preocupación 

Este es un tema que causa preocupación en los dirigentes de la Asociación de Fútbol Puerta del Pacífico, pero indica que no hay ningún aspecto en el reglamento que obligue a los clubes amateurs a exigir chequeos médicos a sus deportistas.

El tesorero de la Afuppsa, Hugo Torres, indicó que “este es un tema muy complicado, porque nunca se ha llegado a a un acuerdo. Se estima que cada deportista senior o súper senior es una persona con criterio y que sabe hasta dónde puede llegar. Nosotros no podemos prohibir a nadie que practique fútbol. Además los clubes no exigen a sus integrantes ningún chequeo”.

Agregó que “cada uno debe saber los riesgos que corre. Es obvio que si presenta algún problema cardiaco no debería someterse a una alta exigencia, pero eso es cosa de cada uno. Yo mismo he visto a personas de edad jugando fútbol o con un importante sobrepeso, pero quiénes somos nosotros para prohibirle tener una actividad recreativa el fin de semana”.

El dirigente explicó que recientemente la Anfa Regional al igual que en todo el país, exige una autorización por escrito a los padres de los menores que quieran ingresar a algún club. “De esta forma nosotros estimamos que cada  padre o tutor conoce a ciencia cierta las condiciones de salud de los niños para la práctica del deporte. Esperamos que se tomen todos los resguardos en este tema; pero insisto, es con los niños pequeños, con los adultos es un asunto personal”, indicó.

Para el presidente del club Estrella de Chile, Juan_Cáceres, es muy complicado exigir un certificado médico a un futbolista, porque uno espera que ellos sepan las condiciones que tienen. Si yo veo que no estoy en forma, que me canso mucho y he tenido enfermedades complicadas, no puedo arriesgarme a sufrir algún percance. Ahora, exigir chequeos médicos antes de jugar, creo que no habría el dinero suficiente para hacerlo”.

Lamentablemente -explicó el dirigente- en su club se ha vivido un par de casos de fallecimientos por estos problemas. “Pero eso es un asunto casual. Nosotros hemos tenido deportistas en competencia de 70 y 75 años y no se les puede prohibir jugar cuando sólo quieren ponerse la camiseta y jugar un rato”, dijo.

Consultado a las malas costumbres de estos deportistas de fin de semana, que luego de los partidos se comen su asadito o toman cerveza, explicó que “eso no se puede evitar, cómo lo frenamos... Incluso hay futbolistas que fuman en el entretiempo de cada partido, se supone que no debieran hacerlo, pero ya son grandes como para que uno les diga lo que pueden o no pueden hacer”.

 ¿Qué dicen los especialistas?

 El académico de Educación Física de la Universidad Andrés Bello, Raúl Ugarte, indica que “es indudable que hacer deporte otorga enormes beneficios al organismo y es cierto que es mejor moverse un día que ninguno, pero ¡cuidado! Hay ciertas normas básicas que debemos respetar antes de empezar cualquier actividad física, más aún si hemos estado inactivos por largo tiempo”.

“Aunque parezca una nimiedad, un calentamiento previo y una actividad acorde con el estado físico pueden ayudar a superar pequeñas metas hasta aumentar la capacidad general y la respuesta frente al ejercicio. Quienes por motivos laborales no pueden dedicar tiempo al deporte durante la semana y practican actividad física con menor frecuencia deben dosificar la actividad”, manifestó.

El especialista dijo que como es importante realizar actividad regularmente (a lo menos tres veces por semana) y no dejarla para cada seis o siete días, es fundamental también cuidar la alimentación. Esta debe ser equilibrada no sólo en calidad, sino también en cantidad, e incluir de hidratos de carbono (pastas, arroz) antes del ejercicio y tomar una buena cantidad de líquido. En un gimnasio es posible hacer un plan de trabajo, donde se  evaluará la capacidad, fuerza y flexibilidad. Sólo así se logrará un entrenamiento que le permita hacer deporte en forma segura. Además es muy recomendable hacer un chequeo o una evaluación al inicio de un programa de ejercicios.

Ugarte indicó que “aprender a reconocer cómo responde el cuerpo frente a una exigencia física es muy relevante. Si al comenzar a hacer deporte se nota mucho cansancio, fatiga o se queda muy adolorido, es necesario bajar la intensidad, pero continuar practicando, sin echar pie atrás. El deporte es el mejor amigo del corazón, pero es importante recalcar que la clave es conocer nuestros propios límites, ya que los riesgos son proporcionales a la intensidad del ejercicio. Hay que recordar que aunque sea  tradición deportiva o de actividad física de fin de semana, un chequeo puede ser altamente beneficioso para disminuir los factores de riesgo. “

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Se ha producido un error en este gadget.

Buscar este blog