martes, 3 de marzo de 2009

El legado del dragón


Muchos vieron el movimiento, las luces, el humo y lo espectacular del dragón, pero pocos saben cuántas horas se invirtieron para dar vida al carro que obtuvo el primer premio en su categoría en el marco del carnaval sanantonino.
Todo comenzó con una propuesta de Jaime Cornejo a mediados del año pasado.
Y como toda iniciativa que a todas luces parece complicada, tuvo reticencias.
Que era muy grande, que era muy caro, que cómo se iba a mover y ¿más encima echando humo? Nooo, no se puede.
Cornejo cuenta que “ahí por octubre del año pasado hice un modelo a escala del dragón para mostrar cómo lo haríamos funcionar. Luego vinieron las gestiones para conseguir los materiales para armarlo, la pintura, el cartón, etc. Un sinfín de cosas”.
“Empleamos muchas horas en el trabajo, comenzamos con la cabeza en la sede, ésta se armó con fierros y otros materiales; luego el cuerpo hecho de lona y todo un sistema de poleas interno que requirió la participación de 5 personas para activarlo”.
“Siempre quisimos algo que se moviera. Algo estático puede ser muy bonito, pero si no cuenta con una buena iluminación y movimiento no es espectacular. Ese fue el desafío, hacer un sistema por medio del cual el aparato se moviera. Y así lo hicimos, de una manera totalmente artesanal. Al final dio resultado”.
la unión
Hubo un hecho que marcó el trabajo en torno al dragón de cerro Arena. Fue la severa lesión sufrida por Miguel Cerda Iglesias quien mientras soldaba una parte del armazón interno de la estructura recibió en su ojo un pedazo de metal que a la larga le ocasionó un severo daño.
Este capítulo es recordados por Jaime Cornejo. “Ese día estábamos trabajando bien con Miguel . En un momento se levantó la mascarilla para ver como estaba el arreglo y le saltó algo al ojo. De inmediato supimos que era serio y lo llevamos al hospital”.
“Ahí la moral se nos vino abajo -recuerda Cornejo- Me sentí abatido por esta situación, porque era responsable del trabajo y encontrarnos con algo así, nadie se lo esperaba. Pero al ver cómo la gente se movilizaba para ayudar a Miguel, fue motivante”.
Manuel Iglesias y tío de Miguel señala que “se vio una unión que hace años no se daba en el barrio. Al final este hecho nos unió más y nos dio más fuerza para hacer algo bueno y ganar para Miguel”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Se ha producido un error en este gadget.

Buscar este blog