martes, 29 de diciembre de 2009

Comercio ilegal: ¿Se debe aplicar tolerancia o mano dura?


Durante fin de año, muchos vendedores ambulantes venidos de fuera se toman Centenario, Pedro Montt y paseo Bellamar. En el municipio dicen que le dan prioridad a la gente de nuestra ciudad.

Llegan las fiestas de fin de año, San Antonio se llena de compradores que abarrotan las calles Centenario, Pedro Montt y el centro de Llo Lleo.

Junto a ellos aparece además una serie de vendedores ambulantes, muchos de los cuales claramente no son de la ciudad y que aprovechan la efervescencia que se vive en este periodo para obtener ganancias.

Se trata de un problema que año a año debe enfrentar el comercio local establecido y que pese a los esfuerzos por crear una instancia en que se busque una solución a esta problemática, se sigue manteniendo.

Pero qué hacer en estas circunstancias. ¿Aplicar mano dura o aceptar su presencia?

Para el jefe del Departamento de Inspección de la Municipalidad de San Antonio, Patricio Lucero, el tema es complejo y tiene muchas aristas.

Por lo pronto, han desarrollado una serie de reuniones con Carabineros, Policía de Investigaciones y autoridades locales para enfrentar esta situación.

Si bien Lucero está consciente de que es un problema que afecta al comercio establecido, también señala que debe poner en la balanza el hecho de que para muchos sanantoninos esta es la única vía para obtener recursos en un periodo complicado del año.

Entonces, desde su cargo, debe sopesar ambas circunstancias y ser lo más ecuánime posible.

Difícil labor

Todos en alguna oportunidad hemos visto la presencia de comerciantes ambulantes que no son de la ciudad en lugares como el paseo Bellamar o Centenario. Por lo general, miramos las cosas y seguimos nuestros pasos; pero ante esta circunstancia los inspectores municipales no pueden obviar una fiscalización y deben desempeñar el “rol de malos de la película”.

Ahí por lo general, son objeto de los insultos y agresiones verbales de parte de los afectados. Pues es obvio, quién va a querer que les manden quitar sus cosas en las que ha invertido importante sumas de dinero.

Patricio Lucero explicó que desde el primero de enero aumentará la cantidad de inspectores en 7 personas; por lo que completaríamos un equipo de 24 funcionarios hasta el 31 de marzo.

¿Por qué ese aumento ocurre en enero, en circunstancias que a fines de año es cuando se produce la proliferación de comercio ilegal?

Antes de daba en noviembre, pero debido a otras circunstancias, debemos batirnos con lo que tenemos.

¿Cómo lo hará?

Tendremos que adecuar horarios y trasladar a los inspectores a los lugares más conflictivos, que son el centro de San Antonio, la Caleta Pacheco Altamirano y paseo Bellamar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Se ha producido un error en este gadget.

Buscar este blog