miércoles, 26 de agosto de 2009

Una joven que está ahí


Yaricsa Valencia Morales, tiene 17 años, es estudiante del cuarto medio en el colegio Sara Cruchaga y según cuenta ente risas “le va muy bien”.

Ella es una lola que tiene los mismos intereses de las niñas de su edad: le gusta la música, compartir con sus amigas y dedicarse el mayor tiempo posible a sus estudios.

Pero hay un detalle, ella tiene un sentido especial por ayudar a los demás, no tiene complejos en atender al más necesitado, al compartir con indigentes, enfermos y expresar junto a ello sus emociones.

“No, no tengo problemas, los abrazo, me siento con ellos a compartir, los saludo. Ellos ya me conocen y me cuidad. Cuando me ven por Centenario, me saludan y preguntan cuándo voy a estar en el almuerzo para compartir”.

¿Cómo nació en ti esa faceta de ayudar a los demás?

Creo que viene de mis padres, ellos siempre han estado ligados a la iglesia y eso. Vi que había ente fuera de la parroquia de San Antonio y colaborara con la gente que entregaba once a las personas que viven en la calle, los conocí y después les ayudé; le conté a mis padres y ellos mismos se entusiasmaron con la posibilidad de servir.

Aparte de eso realizas catequesis…

Sí, con niños. Es muy entretenido. Voy a Placilla cada domingo. Es un compromiso que asumí y aunque tenga un carrete el sábado, de todas maneras al día siguiente debo estar temprano con los niños.

¿Qué dicen tus amigas de todo esto?

Al principio les parecía raro que me vieran con gente de la calle, les daba cosa, de qué dirán, etc., pero después entendieron la labor que realizo. Ya estoy acostumbrada.

¿Por qué crees que hay muchos jóvenes de tu edad que no están ni ahí?

Es que es difícil, es algo que debe nacer de cada uno, no te pueden obligar a ayudar a la gente, a abrazarlos a escucharlos…

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Se ha producido un error en este gadget.

Buscar este blog