miércoles, 10 de junio de 2009

Proyectos para cambiar la cara del deporte


Arreglos de envergadura en el estadio Olegario Henríquez y la construcción de un polideportivo en la parte alta de Barrancas son proyectos emblemáticos en la comuna


Contar con un estadio acorde a los requerimientos modernos de los deportistas y del público en general, ha sido una de las grandes aspiraciones de la “familia del deporte” de San Antonio.
Basta ver las condiciones con las que se encuentran los futbolistas y atletas que en forma periódica desarrollan sus actividades en el principal reducto deportivo al aire libre de nuestra ciudad. El estadio Olegario Henríquez necesita una serie de reparaciones para estar a la altura de los acontecimientos.
No nos referimos sólo a la cancha, sino a graderías, camarines (no existen, sólo contenedores acondicionados para ello), pista atlética, accesos, implementación, etc.
De ahí las esperanzas que se han puesto en la Red de Estadios que corresponde al compromiso contraído por la Presidenta Michelle Bachelet el 21 de mayo de 2007 para reacondicionar y reconstruir recintos deportivos a lo largo del país, con miras a la conmemoración de los 200 años de Chile como república independiente.
Dentro de ese programa se estima que el estadio Municipal de San Antonio recibiría una serie de recursos para ser parte de la tercera etapa de este proceso, en el que se espera un mejoramiento integral de la infraestructura.
De hecho esta semana, el Subsecretario de Deportes, Jaime Pizarro, realizó una exposición ante la Comisión respectiva de la Cámara donde señaló además que “en la tercera etapa todas las regiones del país están incluidas y se ha desarrollado el mejoramiento de los estadios y los centros de entrenamiento de alto rendimiento”.
En la misma instancia, el coordinador nacional del Programa Red de Estadios de Chiledeportes, Marcelo Palacios, entregó un informe en el que se detallan los distintos proyectos que se ejecutarán durante este año y que van dirigidos al arreglo de la infraestructura deportiva que ya existe en el país.
El diputado DC y presidente del grupo parlamentario, Gabriel Ascencio, destacó la importancia de este avance pero señaló que existe especial preocupación por la cantidad de recursos que se van a destinar en la infraestructura deportiva popular. “No basta con estas mega obras, porque también hay problemas con los centros deportivos menores en donde la gente participa y hace deporte”, agregó.
El parlamentario aclaró además que la intención es que “Chile no sólo haga el esfuerzo de mejorar estos estadios, sino que también se invierta en polideportivos que son mas pequeños, se gasta menos plata y ahí puedes ayudar a que hayan muchos más deportistas practicando distintas disciplinas”.

Ejemplos

Algunos proyectos interesantes se están desarrollando en la Quinta Región, específicamente en Quillota donde el estadio Lucio Fariña recibe una completa modernización que lo dejará en un recinto de primer nivel.
La obra incluye iluminación con cuatro torres de 84 lámparas de haluro metálico de 1.500 watts de potencia, iluminación perimetral, tablero electrónico, sistema de audio, asientos individuales para 7 mil 500 espectadores y una cancha sintética de 105 x 68 metros, con capacidad para ser usada 8 horas diarias.
Además, contempla una zona donde se podrá habilitar un escenario para eventos artísticos, con camarines, sala de administración y sala de prensa. Además considera la habilitación de una sala de exposición arqueológica, donde se espera poder exponer los restos que podrían ser rescatados durante el proceso de construcción del recinto.
Finalmente se habilitará un área de espacios comunitarios deportivos, destinados a las organizaciones vecinales y clubes de la zona, que contará con instalaciones para realizar sus actividades, incluyendo gimnasio, sala de exámenes médicos y primeros auxilios y salas para la práctica de deportes alternativos, como las artes marciales.
El costo total del proyecto alcanza a los seis mil 851 millones de pesos, de los cuales cuatro mil 699 millones serán aportados con fondos sectoriales del Gobierno central.
Muy cerca de nuestra ciudad, en Melipilla, el proyecto para el nuevo Roberto Brqavo considera una capacidad de 10 mil doscientas personas sentadas en butacas, todo techado, está bajo la norma FIFA. Es un estadio que tiene un 31,5% de pendiente, por lo tanto es un estadio muy futbolero con mucha acústica.
Obviamente estamos hablando de palabras mayores y en ciudades donde existen equipos en el fútbol profesional.
¿Pero por qué en San Antonio la situación debiera ser distinta?
Está el compromiso de las autoridades de Gobierno de modo que el 2011, el estadio Olegario Henríquez podría tener un nuevo rostro.

En casa

Con la participación de San Antonio Unido en Tercera División se abre el apetito de la gente del deporte por tener un recinto con mejores condiciones.
De hecho se supo que el empresario Miguel Nasur, sostuvo una reunión con los directivos de lilas del SAU donde se le solicitó al alcalde Omar Vera un recinto adecuado para el fútbol semiprofesional.
El edil comentó que en estos momentos se están levantando los términos técnicos de referencia para llamar a concurso los proyectos de ingeniería y arquitectura del nuevo recinto.
Según lo señalado por la directora de Secplac, Verónica Palominos, “existe el compromiso de Chiledeportes para mejorar las condiciones del estadio de San Antonio. Se trata de una remodelación integral del reducto, por lo que se realizan los estudios para tener las especificaciones que permitan tener en el Olegario Henríquez una infraestructura adecuada para el desarrollo de diversas actividades”.
Consultada respecto de los comentarios que daban por posible una venta de los terrenos donde se emplaza el estadio, con los cuales se generarían recursos para construir un nuevo recinto en la parte alta de Barranca, la personera fue enfática en señalar que “el estadio no se vende. Hay especificaciones y normativas que indican que esos terrenos son para la práctica deportiva, por lo que por ley no se les puede dar otro uso. Ha habido empresarios interesados en invertir ahí, pero no se va a vender; por lo menos en el mediano plazo”.
“Ahora, las características que tendrá el estadio dependerá de las exigencias técnicas para desarrollar ciertas disciplinas; no sólo el fútbol”, aseveró.
Por su parte, el concejal encargado de la comisión deportes de la Municipalidad de San Antonio, Fernando Núñez aseveró que “existe el proyecto de mejoramiento del estadio; de hecho parte de los recursos que se obtendrían por la venta de una franja del parque Dyr a la Empresa Portuaria deben invertirse en deportes y tener un estadio como corresponde está dentro de las prioridades. Hay que optimizar los recursos en beneficio de la gente y para ello se ha estimado que el Olegario Henríquez se debe mejorar”.
“Hubo estudios para ver la factibilidad de la venta de los terrenos del estadio para obtener recursos y trasladarlo a otro lugar, pero quedó descartado. Así es que junto con el arreglo del recinto, está en proyecto la construcción de un polideportivo que ofrezca las mejores condiciones para los deportistas del Litoral Central. ¿Financiamiento? Hay que considerar que con la venta de terrenos del parque Dyr se dispondrá de aproximadamente 8 mil millones de pesos, de los cuales el 65 por ciento quedará en beneficio de la comunidad a través de proyectos en los cuales se considera el aspecto deportivo”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Se ha producido un error en este gadget.

Buscar este blog