jueves, 15 de enero de 2009

Pescadores y empresarios


Qué duda cabe que la pesca artesanal ha sido por años una de las más importantes actividades económicas de la zona.
Es obvio si nos encontramos en una ciudad ligada directamente con el mar, a través del puerto y por las miles de personas que se dedican a las labores en ese mar que tranquilo nos baña.
Además está más que tratado el tema de la permanente crisis que enfrenta el sector pesquero artesanal debido a la escasez de recursos y a la competencia de la extracción industrial frente a las costas de San Antonio.
La situación que deben enfrentar los hombres de mar es diversificarse o si no quedarse de brazos cruzados –protestar de vez en cuando- pero ver paulatinamente como la situación se va deteriorando cada vez más.
Ante ese panorama poco alentador, los integrantes del sindicato de pescadores de la Boca del Maipo, decidieron tomar el toro por las astas y buscar nuevas formas de generar recursos.
De partida se dieron cuenta que cuentan con un importante terreno en la caleta al borde del Maipo; además, ese mismo sector está circundado por un entorno natural envidiable con cientos de especial animales y de aves, y por último con un paisaje hermosos.
¿Qué se puede hacer entonces?
Turismo, dijo alguien por ahí.
"Pero cómo, si somos pescadores, qué sabemos de turismo… Nada"
Esa fue la crítica más importante, pero que quedó como un comentario más porque estos emprendedores buscaron asesoría y echaron a andar el proyecto de turismo en el sector y que el próximo 15 de enero tendrá el lanzamiento de su temporada 2009.
Esto no ha sido fácil, ya que se necesitó un cambio de mentalidad. Difícil por cierto, ya que de ser trabajadores independientes, debieron adquirir una mentalidad empresarial para ser partes de la fábrica sin chimenea que es el turismo.
Trabajo
Por estos días David Quiroz se dedica plenamente a la reparación de redes albacoreras, es un trabajo metódico donde la experiencia lo es todo.
Sólo hay que imaginarse lo que es arreglar redes de una extensión de 5 kilómetros. Un trabajo sólo para expertos.
Quiroz a sus 64 años de edad, conserva su vitalidad que le dio el trabajar desde pequeño en las labores de pesca en este mismo lugar. Así comos sus abuelos y padres, él también dedicó sus esfuerzos al mar y traer el sustento a su familia (3 hijos), y como muchos aquí, salió adelante.
"Siempre he estado ligado a la pesca artesanal y no podía ser de otro modo si soy nacido y criado aquí en Tejas Verdes, además mi abuelo y papá fueron pescadores, así es que yo seguí ese mismo trabajo. Recuerdo que antes cuando era niño, podíamos ir a pescar al sector de El Yali, porque en un momento del año se conecta del mar y "subían" las lisas. Ibamos a pescar allá con un grupo de gente y después me regresaba yo a caballo y cargado de pescados para entregarlos acá. Son como 25 kilómetros y los tenía que hacer solito sin importar si hacía frío o calor", recuerda.
La caleta de Boca del Maipo se caracteriza por ser la única en el Litoral Central donde se realiza la pesca a chinchorro. Estos trabajadores han sabido defender sus tradiciones a pesar de las dificultades por las cuales atraviesa la actividad y de los obstáculos legales que han encontrado en el camino. Este tipo de pesca es una de las primeras que hizo el hombre de forma organizada en el mar, y debe su nombre al complejo indígena nortino "Chinchorro", quienes lo utilizaban para extraer los recursos del mar y que además, se hicieron famosos por desarrollar la momificación tres mil años antes que los egipcios.
Además es un trabajo para valientes y buenos nadadores. Así lo señala David Quiroz "Si poh, la pesca artesanal siempre ha sido para valientes y buenos nadadores y aquí en la Boca del Maipo hemos tenido gente buena para este trabajo; todos los años los vienen a buscar de San Antonio para hacer la pega o para trabajar como salvavidas en la temporada de verano en las playas de la zona. Uno nunca sabe cuando las olas van a ponerle el bote de sombrero a uno… Cuántas veces pasé por lo mismo, pero qué se le va a hacer, hay que seguir trabajando. Recuerdo que una vez salimos a trabajar y hacía mucho frío, llevaba puesta una gruesa chaleca de lana, estábamos entrando en las olas cuando una nos dio vuelta el bote. Salí arriba como pude y mientras me sacaba la chaleca para nadar mejor, la corriente me llevó muy lejos de mis compañeros. Ahí hay que mantener la calma, eso es la clave de todo, ya que yo conozco las corrientes y
sabía que si me tranquilizaba me iba a tirar pa’ fuera. Así fue, la corriente me llevó y luego mis compañeros me tiraron una veta (cuerda para atarla y ser tirado hacia la orilla), me agarré con todo y me sacaron".
"Aquí uno está preparado para estas situaciones y sabe como reaccionar; a diferencia de los bañistas que llegan, se desesperan y se pueden ahogar. Por eso hay que conocer muy bien el lugar donde uno trabaja", señala.
Esfuerzos
Como la pesca no da siempre los recursos necesarios para lograr el sustento de la familia, la experiencia de David Quiroz lo ha llevado a buscar pega en diversas labores. "Trabajé en San Antonio, en las pesqueras, hace años junto a mi suegro llevé pescado al terminal de Santiago, incluso estuve varios años trabajando en la locomoción colectiva, trabajé en Copagua y así poh. Uno tiene que buscárselas por todos lados. Afortunadamente salimos adelante".
Como dirigente más antiguo del sindicato tiene las cosas en claro respecto a la necesidad de diversificarse y dentro de ese panorama el turismo ocupa un lugar importante. "Yo fui uno de los primeros en hablar sobre este tema con las autoridades, ya que afortunadamente no tengo problemas para hablar con todas las personas. Así que les plantee esa posibilidad y de ha poco logramos asesorías de expertos que nos han guiado en este asunto. Costó un poco porque no estábamos acostumbrados a este tema".
Y tan bien ha avanzado que este jueves 15 echarán a andar la temporada 2009 de este proyecto.
El programa incluye paseos por el sector, para lo que hay dispuestas 15 embarcaciones adecuadas para tal efecto, con su equipamiento y con disposiciones de seguridad reguladas por la autoridad competente.
Por estos días se encuentran finiquitando la construcción de un muelle para el fácil acceso a los botes, y un área donde los visitantes puedan apreciar la avifauna del sector.
Impulsores
El tesorero del sindicato, Roberto Machuca, explicó que este desarrollo del turismo en el lugar es clave para ellos. "Estamos en etapa de capacitación, ya se nos ha ofrecido apoyos en ese sentido, para tener guías expertos que entreguen la información adecuada a los turistas. Nos han dicho que esa pega deja dinero y creemos que tenemos la gente adecuada para desarrollarla".
"Nuestra idea es tener algo lindo, que sea agradable a los visitantes, con áreas especiales y todo eso. Junto a la directiva que encabeza Osvaldo Duarte, se ha logrado varias cosas, tenemos nuestra página web (www.bocadelmaipo.cl) contamos con un computador y estamos mejorando cada vez más nuestra sede. O sea, se han hecho cosas, gracias al sindicato y al importante apoyo de organismos y autoridades; eso hay que reconocerlo, se han portado muy bien con nosotros", sostuvo.
Machuca aprovechó de invitar a toda la comunidad para una nueva versión de la Fiesta Chinchorro, que en su cuarte versión se realizará a mediados de febrero. "Tendremos un escenario donde habrán espectáculos culturales, gastronomía, artesanía, paseos por el río; en fin una serie de actividades que mostrarán la otra cara de los pescadores. Esperamos contar con la presencia de la comunidad y de los visitantes que lleguen a San Antonio, porque va a estar muy lindo".

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Se ha producido un error en este gadget.

Buscar este blog